Opinión
Suscríbete

Opinión

La Navidad más extraordinaria

Por
  • Manuel de Miguel
Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 24/12/2021 A LAS 05:00
Foto de 1914 del partido por la Paz entre soldados alemanes y la coalición francobritánica.
La Navidad más extraordinaria.
HA

Parece un cuento de Navidad, uno de esos relatos que nos enternecen estos días, pero ocurrió realmente. 

Fue en la Nochebuena de 1914, la Primera Guerra Mundial, desatada 5 meses antes, permanecía estancada. Los soldados, en su mayoría en torno a los 20 años de edad, sobrevivían de forma miserable con un frío intenso en trincheras separadas las de un bando y otro entre 50 y 200 metros. Incluso podían oír al enemigo, en medio yacían a la vista cadáveres con ambos uniformes.

La nostalgia por sus familias y sus ciudades se les apoderaba. Algunos alemanes iluminaron unos pequeños árboles navideños, y luego entonaron villancicos. ‘Noche de paz’ fue compartida por los británicos. Se escucharon gritos de ‘no disparéis y no lo haremos nosotros’ y el más valiente decidió subir a campo abierto. Le siguieron muchos más desde ambos lados para reunirse. Se dieron la mano, se hicieron fotos juntos, fumaron y conversaron, se intercambiaron regalos, enterraron a los muertos y, según algunas fuentes, incluso jugaron al fútbol.

Escenas similares se reprodujeron a lo largo de muchos kilómetros del frente. En su momento se censuraron noticias sobre ese alto el fuego improvisado, desordenado y espontáneo, pero el ‘Daily Mail’ publicó una fotografía en portada con británicos y alemanes reunidos. Algunos calificaron a los participantes de traidores y se produjeron órdenes tajantes: "La confraternización con el enemigo es muy peligrosa". Sin duda, lo era que los jóvenes comprobaran que nada tenían contra los otros, que podían ser amigos, que no querían matarse.

No es una leyenda, está acreditado en cientos de documentos y ha generado un amplio legado: la película ‘Joyeux Noel’, una canción de Paul McCartney, un anuncio que les recomiendo (https://youtu.be/Xs4Tnk5xn9U)...

Las armas no sonaron durante unos días, pero no se impuso el espíritu navideño, sino una espantosa guerra con 40 millones de muertos. Hace ahora 107 años un soldado escribió desde el frente a su madre: "No puedes contárselo a nadie, pero he vivido la Navidad más emocionante y extraordinaria".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión