Opinión
Suscríbete por 1€

Opinión

Al final de la vida

Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 15/12/2021 A LAS 05:00
Manos de una persona mayor
Al final de la vida.
Pixabay

La nueva sede corporativa del Grupo San Valero y de la Universidad San Jorge, en la plaza de Santa Cruz, ha acogido un ciclo sobre ‘La bioética del cuidado al final de la vida’.

Expertos en bioética y miembros de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos han reflexionado sobre cuatro temas fundamentales: ‘Morir en paz’, ‘Cuidados paliativos perinatales’, ‘El derecho a estar acompañados al final de nuestros días’ y ‘La nueva medicina: hacia una sociedad del cuidado’.

Cuando lo que se generaliza por algunos es el mensaje de la eutanasia es preciso insistir en que el planteamiento es mucho más complejo. Basta recordar el escrito de los sanitarios del Sector II de Zaragoza exigiendo a la consejera de Sanidad la reincorporación inmediata del coordinador del Centro de Salud de Torre Ramona, Luis Otegui. Los profesionales alegaban que no se había valorado la dedicación de toda una vida profesional, así como el carácter complejo de la eutanasia, que exige una profunda investigación de cara a exigir responsabilidades "con mayor acierto". Recordaban también los momentos difíciles que les ha tocado vivir, que hicieron que perdieran la confianza en el Gobierno autonómico.

Es necesario planificar seriamente la medicina del cuidado. En la celebración del Día Mundial de los Cuidados Paliativos, el Consejo General de Enfermería de España reclamaba a las Administraciones "una clara apuesta por los cuidados de los pacientes en cualquier momento de su vida", acercando los cuidados integrales paliativos a quienes los necesitan. Son escasos los medios que se destinan a atender con dignidad a los pacientes en sus domicilios.

Hace unos días el equipo de atención domiciliaria del Sector Zaragoza III pedía más medios. Este equipo recorre más de 42.000 kilómetros al año para ofrecer cuidados al final de la vida. Tiene una ratio de 155.000 habitantes por médica y enfermera. Y en Alcañiz, 4.400 firmas pedían dignificar la hospitalización a domicilio, unidad que fue pionera en esta zona –contaba con tres médicos– pero que desde el verano agonizaba por la falta de especialistas en Medicina Interna. Ahora vuelve a contar con un facultativo, después de un mes sin médico.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión