Opinión
Suscríbete

la firma

Seguro, siempre, nunca

Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 01/12/2021 A LAS 22:00
'Seguro, siempre, nunca'
'Seguro, siempre, nunca'
ISM

En el portal de transparencia del gobierno de nuestro país, de Aragón, aparecen publicados datos sobre el Covid-19 [ https://transparencia.aragon.es/COVID19 ] desde el 26 de julio de 2020. 

El caudal de información es abundante. Merece la pena invertir un rato en explorar los diversos apartados, incluida la aplicación interactiva para visualizar esa ingente cantidad de cifras. Es encomiable el esfuerzo y hay que felicitar a sus responsables.

Sin duda es la enfermedad sobre la que más se ha informado a la población aragonesa en su historia. Diariamente, desde esta fuente oficial se enumera la evolución de casos, las altas, los fallecimientos, las personas ingresadas —tanto en hospitalización convencional como en las unidades de cuidados intensivos (UCI)— y un prolijo listado de detalles. Esto transmite una impresión de control sobre los acontecimientos. Induce a pensar que con esta montaña de información bien ordenada, por distintas categorías, se domina la realidad del fenómeno.

En cierta medida, provoca una situación paradójica. Por un lado, se apuntan los detalles para describir cómo afecta el virus de Wuhan y sus variantes a la población. Por otro, se sigue sin saber ni cómo empezó, ni cómo evolucionará, ni hasta cuándo nos van a tener sumidos en el miedo socialmente distribuido. Porque seguro que un día dejará de ser una preocupación, como es ahora, y pasará ser parte del pasado. Mientras tanto, se sigue la política de mostrar muchos datos para expresar el control, lo cual sobreabunda en la paradoja de la saturación, pues no por tener más información es más sencillo explicar qué pasa, comprender sus causas y menos cambiar las dinámicas.

Con la pandemia se sigue la política de mostrar muchos datos para expresar el control, lo cual sobreabunda en la paradoja de la saturación, pues no por tener más información
es más sencillo explicar qué pasa y menos cambiar las dinámicas

De hecho, si uno quiere entender cómo y entre quiénes se expande el virus, los números mostrados en la web de transparencia no ayudan a entender del todo el asunto. Un ejemplo. Se dice: "El porcentaje de personas de 12 y más años del Padrón Municipal a 1 de enero de 2020 que ha iniciado la vacunación es de 91,63%. Y el porcentaje con pauta completa 89,19%. Para la cobertura vacunal completa, se ha utilizado: Vacunados con 2 dosis de AstraZeneca, Moderna y Pfizer + vacunados con una dosis de Janssen+ personas menores o igual a 65 años que fueron casos Covid y posteriormente se vacunaron con una dosis. Aquellas personas menores o igual a 65 años que fueron casos Covid posteriormente a la primera dosis de vacuna, se considera vacunación incompleta". Antes se destaca que la situación de vacunación en Aragón es de "2.156.118 nº total dosis administradas hasta el día 25/11/2021 936.240 corresponden a 2ª dosis y 151.234 a 3ª dosis". Con lo cual estamos por encima de aquella inmunidad de rebaño que se nos dijo que se alcanzaría con el 80% de la población, pero siguen aflorando más contagios.

En la web se indica cada día esos nuevos casos. Sin embargo, no se explicita cuántos corresponden a personas no vacunadas, re-infectadas o las que fueron inoculadas con un tipo u otro de fármaco. Y justo éste es un dato relevante porque nos permitiría a la ciudadanía mejorar la conciencia de lo que está pasando. Si los nuevos contagios son de personas no vacunadas no es lo mismo que si ya lo estaban, pues como bien decía el presidente del Colegio de Médicos de Zaragoza, D. Javier García Tirado, en HERALDO (24/11/2021) "el hecho de estar vacunados no nos exime absolutamente del riesgo de contraer y poder transmitir la infección", lo que confirma que, a día de hoy, se alimenta una falsa seguridad si no reconocemos que las vacunas no inmunizan completamente ni evitan los contagios. Además, también sería oportuno saber cuáles son los efectos secundarios detectados y las reacciones adversas que ya se tienen registradas en función de cada una de los inyectables administrados.

Superar esta pandemia es el objetivo común de toda la ciudadanía, pero ha de ser sin renunciar a la inteligencia, a la integridad personal y a la libertad. Más sabiendo, como dice un amigo médico, que en medicina no es conveniente decir ‘siempre o nunca’… y cabe añadir, seguro. Las estadísticas ayudan a explicar, pero no predicen nada. Correlación no es causalidad y eso también hay que recordarlo. Toca seguir cuidándose.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión