Opinión
Suscríbete por 1€

Opinión

A vueltas con La Romareda

Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 07/11/2021 A LAS 05:00
El campo de fútbol de la Romareda.
El campo de fútbol de la Romareda.
Guillermo Mestre

Desde hace más de 20 años, Zaragoza reclama un nuevo estadio de fútbol. Los concejales se reunieron aquí y allí, encargaron proyectos aquí y allí (Bofill, Lamela...) y lo anunciaron aquí y allí. No ha habido manera. 

Mientras Bilbao, Vigo, San Sebastián, Pamplona, Español de Barcelona han trabajado sin excesivas estridencias para conseguir unas instalaciones magníficas, Zaragoza sigue encallada en las luchas de partido y en los frenos electorales. En la retina aún queda aquel recurso judicial que, en 2006, obligó a paralizar las obras cuando ya estaban colocadas las vallas perimetrales para iniciar los trabajos de reforma integral. Han transcurrido quince años más y continuamos con esa sensación de que algo se nos escapa en una ecuación no tan complicada que une la necesidad del nuevo estadio, con el acuerdo y la financiación. Si, efectivamente, la Corporación tampoco lo logra ahora, habrá que empezar a mirar a la Corporación. Acertó Azcón cuando lo puso sobre la mesa al inicio del mandato y al centrar en el campo el debate del estado de la ciudad. Y hace bien Ranera en plantearlo de frente. Todos los grupos han dicho que sí, que adelante, que la Romareda no es aceptable ni como estadio ni como tarjeta de presentación de la ciudad. Llevamos más de 20 años así, con los concejales echándose las manos a la cabeza mientras ven pasar los mandatos. Quedan dos años para las elecciones. Será interesante comprobar la evolución de los postulados. La ciudad ha anotado el acuerdo y acaso no perdone otro fracaso.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión