Opinión
Suscríbete

Opinión

El PP también se mueve

OPINIÓNACTUALIZADA 31/10/2021 A LAS 05:00
Oliver Duch
Jorge Azcón y Luis María Beamonte, en una imagen de archivo.
Oliver Duch

Como era previsible, el período congresual que viven la mayoría de los partidos aragoneses está generando movimientos y tensiones internas ante unas formaciones que ya han activado el cronómetro de cara a las elecciones. En ese contexto, el relevo de Luis María Beamonte se ha fraguado en las últimas semanas en Génova, pese a que en un principio Casado le refrendó al frente de los populares aragoneses. El presidente nacional del PP ha optado por elegir al alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, como líder y referente de Aragón aprovechando la plataforma de visibilidad de la alcaldía de Zaragoza. Azcón, que conoce bien el Consistorio y se encuentra cómodo en la gestión municipal, se ha erigido en los últimos meses como estandarte a nivel nacional de la protesta contra el Gobierno por la falta de ayudas por la pandemia a los consistorios españoles. Su buena relación con el alcalde de Madrid genera una corriente política que Casado quiere potenciar. Pese a su línea ascendente en las encuestas, el resto del centroderecha se desvanece desde la orilla del PAR y de Ciudadanos. Roto antes del Congreso, la imagen del Partido Aragonés tocó fondo en el cónclave interno con una escenificación esperpéntica que ha estado a punto de generar una crisis de Gobierno. Arturo Aliaga sostiene su liderazgo con un hilo, es decir 20 votos, y ha optado por demonizar a los medios en lugar de analizar las deficiencias de gestión de un partido que le da igual hacerse la foto de Colón una tarde y a la siguiente sentarse en un gobierno con Podemos. No está probado aún que su pérdida de votos, fuerza e influencia se atribuyan a una conspiración judeomasónica o a una interconexión planetaria. En Ciudadanos, el sector crítico está cuestionando el liderazgo de Daniel Pérez Calvo, que corre el mismo peligro que el PAR: la jibarización del crédito político y la expulsión casi total de las instituciones.

Aliviado por la victoria de Aliaga, Javier Lambán recibirá un respaldo casi unánime en el Congreso Regional tras cerrar un pacto con Pedro Sánchez para la inclusión de Mayte Pérez en la Ejecutiva Federal. Con un cómodo control del cuatripartito hasta la fecha, Lambán sabe que buena parte sus nuevas opciones electorales pasan por la recuperación del voto en Teruel y la captación del electorado del centro. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión