Despliega el menú
Opinión
Suscríbete

Opinión

Cartas al director de HERALDO: Aulas de Educación Infantil sin auxiliar

Por
  • Cartas al director
OPINIÓNACTUALIZADA 09/10/2021 A LAS 05:00
Imagen de archivo de alumnos de Infantil en un colegio zaragozano
Imagen de archivo de alumnos de Infantil en un colegio zaragozano
Aranzazu Navarro

Aulas de Educación Infantil sin auxiliar

Soy el padre de un niño de 3 años que acaba de empezar Educación Infantil en un colegio público de Zaragoza. 

Al inicio del curso se nos comunicó que 1º de Infantil no dispondría de auxiliar porque no se superaba la ratio que el Gobierno de Aragón establece. La figura de auxiliar presta apoyo al profesor y, entre otras funciones, se encarga de cambiar de ropa a los niños y niñas que se hacen pis y caca. En lo que va de curso he tenido que ir a cambiarle de ropa cuatro veces. Hoy mi hijo estaba ya en el comedor, sentado en el banco con todas sus necesidades encima, rodeado de personas que los ayudan a la hora de comer y que no le han cambiado de ropa porque no es su función. Tampoco lo hace la profesora, porque tampoco es su función. Ante esta situación me surgen varias dudas. Me pregunto por la sensación que tiene que sentir mi hijo hasta que yo llego y le cambio; qué consecuencias tiene el ver que cada vez que se hace pis yo acudo, ¿le incitará a seguir haciéndolo sin pedir ir al baño? Me pregunto por las consecuencias a nivel higiénico para el resto de sus compañeros. Me pregunto por qué el Gobierno de Aragón, habiendo decidido escolarizar a los niños de 3 años, no establece la figura de auxiliar como obligatoria, entendiéndola como un servicio esencial para nuestros niños. ¿Por qué un Gobierno socialista, que debería apostar por la educación pública, permite esto? En el colegio me indican que la forma de solucionar esta situación sería contratando entre todos los padres y madres del curso a una auxiliar. En otros colegios públicos se hace, pero pienso que se trata de un servicio esencial para los niños y niñas de 3 años, que debería prestarse de forma gratuita independientemente de las ratios que haya en cada aula.

Juan Liria Borderías. Zaragoza

La intimidad en la vía pública

Durante la romería de un pequeño pueblo de Lugo, y ante la escasez de servicios públicos, muchos participantes, especialmente mujeres, buscaron lugares apartados en la vía pública donde evacuar sus necesidades. Algunos miserables habían instalado cámaras de vídeo a la altura del suelo. Más de cien mujeres fueron grabadas y se subieron dichas imágenes a web pornográficas. Se interpusieron múltiples denuncias. Finalmente, sin perjuicio de los recursos, el juez no ha apreciado delito contra la intimidad. Según el auto del juez, la posible norma penal a aplicar «se refiere a la utilización de artificios técnicos para captar la imagen y a la instalación clandestina de aparatos de filmación en lugares cerrados o el empleo de dichos medios para grabar desde fuera lo que sucede en un lugar cerrado». La resolución ha sido criticada por tener un sesgo discriminatorio en la protección de derechos fundamentales de las mujeres. Pero la cuestión mollar es determinar si podemos hablar de intimidad o de secretos si estamos en la vía pública; si entendemos que no es posible, no podremos hablar de sanción penal. Quizás no debería vincularse exclusivamente la intimidad con el lugar en el que se desarrollan unos actos que tienen una clara naturaleza privada, resultando indispensable incluir en la protección penal del derecho a la intimidad la captación, grabación o difusión de actividades que, aunque se realicen en la vía pública, afecten a la integridad y a la dignidad de la persona. Veremos qué decide la Audiencia. En todo caso, se trata de una clara infracción en el ámbito civil: una intromisión ilegítima en el derecho al honor y a la propia imagen. La tutela judicial civil comprenderá la adopción de medidas para poner fin a la intromisión e indemnizar los daños, comprendiendo la apropiación por el perjudicado del lucro obtenido.

Diego León Guallart Ardanuy. Zaragoza

El impulso de Plaza

Dentro del pesimismo que nos producen muchas noticias, si hablamos de Aragón, hay una que rompe esa tendencia. Hablo de la Plataforma Logística de Zaragoza. Desde sus comienzos en 2006 no ha parado de crecer. Hoy se encuentra entre las cinco mayores de Europa y la primera de España. Su situación geoestratégica privilegiada en el centro económico de España ha hecho que los grandes inversores no dejen de mirarla para su mercado logístico. Ahora es Inditex quien va ampliar sus instalaciones. Mientras el gigante Amazon construye su almacén central, pionero por su alto nivel tecnológico. Ese continuo flujo de empresas ha convertido el aeropuerto zaragozano en el segundo del país en carga. En la otra cara está Stellantis, antes Opel. Se ha abierto un horizonte de dudas para muchas empresas del sector automovilístico. Tres años de salarios congelados, cientos de empleos perdidos, contratos temporales sin renovar, salidas sin relevos y miles de personas en ERTE. Me cuesta creer que la escasez de chips sea el único culpable. Muchos de esos trabajadores verán peligrar su futuro, no así el de la empresa, sabiendo que llegarán en su auxilio fondos europeos y ayudas del Gobierno de Aragón.

Daniel Gallardo Marín. GARRAPINILLOS (Zaragoza)

Los niños, en danza

Al parecer en el Salud de Aragón no pueden destinar más gente a Pediatría del Infantil ni se sigue un protocolo covid serio. A los pacientes los mezclan para ahorrar espacio, teniendo plantas enteras libres, da igual la edad o si son lactantes. Nos indican que se sigue un protocolo covid, pero a las visitas las juntan en las mismas habitaciones, sin PCR o pasaporte covid. A veces los cambios de habitación implican un cambio diario en una estancia media de cinco días, esto es cinco cambios de habitación del paciente (un niño) en un ingreso. Puedo llegar a entender que para ahorrar espacio se haga un uso compartido. Pero habiendo habitaciones libres, no debería ser la norma. Es de vergüenza que tengan a los niños en danza.

Carlos Alberto Alcázar Quiles. Zaragoza

Cuidar el Pirineo

Estamos en el puente del Pilar y muchos españoles pasarán unos días en el Pirineo aragonés. En un gran porcentaje de las zonas de este territorio cuelga el cartel de completo desde hace meses. Sin duda, es uno de los mayores atractivos turísticos de nuestra Comunidad. Sin embargo, ¿se cuida como merece? Solo hay que dar una vuelta por las rutas más concurridas para darse cuenta de que no es así, en quinientos metros de excursión uno puede encontrarse desde mascarillas hasta latas de cerveza. ¿Cómo vamos a disfrutar de la naturaleza si hay basura por todos lados? El Pirineo es un patrimonio natural de todos, debemos cuidarlo si queremos conservarlo tal y como lo conocemos.

Aroa Franco. MONZÓN (Huesca)

Las cartas al director no deben exceder de 20 líneas (1.500 caracteres) y han de incluir la identificación completa del autor (nombre, apellidos, DNI, dirección y teléfono). HERALDO se reserva el derecho de extractarlas y publicarlas debidamente firmadas.

cartas@heraldo.es

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión