Despliega el menú
Opinión
Suscríbete

Opinión

Cartas al director de HERALDO: Por las orillas del Canal Imperial

Por
  • Cartas al director
OPINIÓNACTUALIZADA 08/10/2021 A LAS 05:00
Canal Imperial a su paso por el paseo Tierno Galván
'Por las orillas del Canal Imperial'
L. R.

Por las orillas del Canal Imperial

En Zaragoza convergen tres cursos fluviales: Ebro, Gállego y Huerva. 

El Huerva es el río olvidado. Lo contrario que le sucede al Canal Imperial, que cruza la ciudad dejando su encanto a cada paso. Es un privilegio tener tan cerca este recorrido de flora y fauna, por donde los zaragozanos pueden pasear, correr, ir en bicicleta, hacer fotos, etc. Fue una de las obras hidráulicas más importantes de Europa. Sus objetivos, el riego y la navegación a lo largo de sus 110 km. Establecía un servicio de transporte de viajeros y mercancías entre Tudela y Zaragoza. Esta obra fue mandada por el Conde de Aranda, que encargó la dirección a su cuñado Ramón Pignatelli aspirando a unir el Cantábrico con el Mediterráneo para la exportación de productos ganaderos y hortofrutícolas y aumentar las hectáreas de regadío. Transcurre paralelo al Ebro, por su margen derecha; con escalonamientos habilitados con esclusas. Abastece de agua a Zaragoza. El Canal Imperial necesita una atención especial. En algunos tramos necesita una limpieza a fondo. Hay que limpiar sus márgenes de mucha vegetación, que a veces incluso impide ver transcurrir sus aguas, semiestancadas por matorrales u objetos que se acumulan. Ahora que el Ayuntamiento está embelleciendo la ciudad con más árboles, jardines, con bellísimos centros de flores, que no olviden la limpieza del Canal, por quien corresponda hacerlo (Confederación, Ayuntamiento, Casa del Canal, etc.), sobre todo las zonas de San José, La Paz, Parque Venecia. Para los que en su día dudaron de la posibilidad de ejecutar esta obra, en Casablanca hay una fuente con una inscripción en latín: ‘D. O. M. incredulorum convictioni et viatorum commodo’ (para convencimiento de incrédulos y alivio de caminantes).

Francisco Javier Fernández-Giro Domec. Zaragoza

¿Sobran los bebés?

Gracias a un señor de azul ya me ha quedado claro. En la calle Alfonso y alrededores no sobran las decenas de locales vacíos que siguen aumentando en número. Tampoco sobran las pintadas en portales y paredes ni el vandalismo. No sobra el gracioso de turno que, noche sí, noche también, nos orina en el portal. Ni los que dejan esos y otros fluidos a lo largo de la calle. No sobran los hoteles ‘okupados’ ni la inseguridad que aquello generó. No sobran las modificaciones de tráfico que han convertido en auténticas yincanas el camino para acceder a algunas calles. No sobran los patinetes ni las bicis entre la multitud. No. Lo que sobra es un padre descargando el coche en la puerta de su casa con su hija de 4 meses. Muchas gracias al señor de azul. Al de la multa. Pero sobre todo al del sillón y la banda roja. Ponga un geranio con mi nombre.

Carlos Gracia Cancer. Zaragoza

La convención del PP

Vista la convención de exaltación de aquel del PP al que le han regalado el doctorado, el partido más corrupto de la historia de España, visto el Sr. Aznar, que nos metió en una guerra, y que piensan empobrecer a los pensionistas, que no creen en la igualdad de las personas, ¿cómo se puede confiar en estos señores? El que suscribe, jubilado después de trabajar más de 50 años, no piensa votarles en la vida.

Obdulio Casanova Roig. ALBARRACÍN (TERUEL)

La mala suerte

Aunque no seamos supersticiosos, debemos reconocer que la suerte existe. Hace ahora trece años que la quiebra del banco Lehman Brothers produjo la peor crisis financiera de la historia y su impacto todavía se nota. Una de las consecuencias ha sido el aumento del populismo, tanto de extrema derecha como en la izquierda. La crisis en España aún se sentía a finales de junio pasado, cuando la cifra de parados ascendía a 3,49 millones y los salarios eran casi un 3% inferiores a los existentes tras la quiebra de Lehman. ¿Saben Uds. quién gobernaba en nuestro país? El Partido Socialista. Y ha vuelto al poder y la mala suerte se ha cebado con los españoles, declarándose una pandemia con un balance de muertos que no se conocía desde la gripe de 1918. Para colmo de la mala suerte, en el paraje Cabeza de Vaca, en la isla española de La Palma, se está produciendo una erupción volcánica de consecuencias económicas impredecibles. La subida de la electricidad, superando ya los 216 euros por megavatio hora es también en parte achacable a la mala suerte, para que se haya producido han tenido que ocurrir una serie de situaciones climatológicas adversas, aumento de las temperaturas, modificación de los regímenes de viento, un descenso de las precipitaciones, una menor cantidad de agua en los embalses y, a su vez, una menor producción de energía eólica e hidráulica. Mala suerte. Ha tenido que viajar a Argelia el ministro de Asuntos Exteriores, socialista, por el conflicto del gasoducto en el que Argelia amenaza a Marruecos con cortar el suministro desde el Magreb a Europa el próximo 31 de octubre. Con los antecedentes de mala suerte, seguro que este invierno nos ducharemos con agua fría y nos calentaremos con el brasero. Pasando por alto los datos económicos, como el déficit público que se sitúa sobre el 10,09% del PIB, con lo que multiplica casi por cuatro el dato de 2019 (2,86% del PIB), y la inflación anual estimada del IPC en septiembre, que es del 4%, ¿quién se atreverá a votar al Partido Socialista con la mala suerte que tienen? Por si alguien no cree en la suerte y sigue votando al Partido Socialista, es posible que en la próxima legislatura tengamos una las siete plagas de Egipto, vieja expresión que sirve para señalar todos los males que le pueden sobrevenir a un país.

Jesús Martín Sanjosé. Zaragoza

Rebuznos

Más que la propia naturaleza humana, quizá sea la existencia de púlpitos la que da ocasión de pontificar. Peligroso subirse. La tentación de señalar desde allí lo que, en beneficio del ponente o de los oyentes, deben hacer otros o polemizar sobre lo que es propio o impropio va de suyo. Pero en ese atrevimiento, como siempre, hay grados. Según el parecer etimológico de Ignacio Mier, miembro de Morena (el actual partido en el poder en México), "Aznar, que desciende de aragoneses, deriva de ‘asinarius’, vocablo latino que designa el oficio de criar o cuidar asnos. Así que origen es destino, se convirtió en uno de ellos", sentencia Mier. Naturalmente, Mier no sólo no responde al fondo de la cuestión, esto es, si es razonable que el gobierno español ‘pida perdón’ por la conquista y colonización de América iniciada en 1492, sino que, con su exabrupto, se mete en un huerto aún más complejo: ¿guarda la ascendencia aragonesa de Aznar relación con la etiología semántica que atribuye al apellido? Es difícil creer que esa cuña sea inocente.

Javier Turrión Berges. Zaragoza

Las cartas al director no deben exceder de 20 líneas (1.500 caracteres) y han de incluir la identificación completa del autor (nombre, apellidos, DNI, dirección y teléfono). HERALDO se reserva el derecho de extractarlas y publicarlas debidamente firmadas.

cartas@heraldo.es

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión