Despliega el menú
Opinión
Suscríbete

Opinión

Cartas al director de HERALDO: 'La lectora de cartas de Vermeer ya no está sola'

Por
  • Heraldo de Aragón
OPINIÓNACTUALIZADA 11/09/2021 A LAS 05:00
'La lectora de cartas ya no está sola'
'La lectora de cartas de Vermeer ya no está sola'
Pixabay

La lectora de cartas de Vermeer ya no está sola

Al restaurar en el museo de Dresde un cuadro del pintor holandés Johannes Vermeer, ‘Muchacha leyendo una carta’, del año 1657, se ha descubierto que en la pared que sirve de fondo a la escena había pintado un cuadro del dios Cupido que posteriormente fue tapado. 

También que no lo decidió el pintor, pues se modificó tras su muerte. Dicen que la ausencia de Cupido cambia el significado de la obra. Su presencia significaba que la carta que leía la muchacha era una carta de amor y, para más señas, de amor prohibido. Quien corrigió el cuadro tal vez actuase ofendido en su particular sentido de moralidad, lo que sería censura pura y dura. Cupido fue una deidad romana, una versión romana del dios griego Eros. Se le hace responsable de los amores y las pasiones de los mortales, dios de los enamorados, que en la actualidad todavía se celebra. En el transcurso de los tiempos no ha cambiado el afán censor de muchas personas que se sienten heridas ante una obra de arte, un cartel, una exposición, una obra de teatro o una película que ofende sus sentimientos religiosos o morales. Quieren imponer a los demás su sentido de la moralidad. Por otro lado, cuando una pintura sale del estudio de un pintor, se le escapa de las manos, está expuesta a cualquier intervención sobre ella. Algo así sucedió en el museo de Seúl, en el que una pareja de visitantes creyó que una pintura valorada en 500.000 dólares, de un tal JonOne, era una pieza de arte participativo, cogieron un pincel y pintura y plasmaron un trazo sobre el lienzo. Creo que en los museos no hay suficiente vigilancia a pesar de las cámaras. Los restauradores realizan una gran labor en curar los lienzos perjudicados por el tiempo o los vándalos, son cirujanos de obras arte.

Antonio Nadal Pería. ZARAGOZA

Al servicio de Neurología

Quiero que esta carta sirva para agradecer a todo el equipo de Neurología del hospital Miguel Servet. Soy una enferma con 17 años de párkinson a mis espaldas, estoy operada de esta enfermedad. No os he dicho que quien me lleva es la doctora Alarcia. Lo escribiría con mayúsculas porque no se merece otro tratamiento, por ser, además de una profesional grande, una gran mujer que se sabe poner en la piel de un enfermo y en la de su familia. Me explicaré, después de los años que llevo con el párkinson, un buen día su actitud cambió y me empezó a llamar cada 10 o 15 días hasta que, por fin, nos llamó a mis hijos y a mí para decirnos que, además del párkinson, padecía la enfermedad de ELA. A pesar de su seguridad y de verlo claro, nos derivó a otros neurólogos: el Dr. Capablo, magnífico neurólogo, y al neurocirujano Dr. Alberdi, que participó en mi operación de la cabeza. Así que solo me cabe decirle: gracias, gracias y gracias. No me puedo olvidar de todo el servicio de enfermería que lleva la consulta junto con las auxiliares. Por cierto, estoy contenta con los taxis adaptados, es una buena mejora que ha realizado el Ayuntamiento en los dos últimos años, ampliando ese servicio.

Flor Aznar Terrén. ZARAGOZA

Aulas de español para extranjeros

Una mala noticia. No la he visto en ningún titular. Me parece que ningún sindicato, asociación, ‘marea’... ha protestado. Seguramente estamos cansados de malas noticias, pero la desaparición de las aulas de español para extranjeros en aecundaria, supuestamente reciclables –todavía no se sabe– en un programa educativo externo a los centros, supone una muestra más del ahorro que parece que el Departamento de Educación de la DGA quiere implantar en la supuesta nueva normalidad. Todo va bien. Habrá bastantes profesores menos en el conjunto general, pues estas horas ya no se van a impartir en horario lectivo. Todo ello va en consonancia con el hecho de que Aragón es una de las Comunidades que tampoco ha contratado al profesorado que entró de refuerzo en las aulas el año pasado. Porque volvemos a la normalidad. Y lo peor: el alumnado del centro que tenía un conocimiento insuficiente del idioma, o el que se incorpore este año con esa peculiaridad –¡tantas medallas acogiendo refugiados!–, no va a tener esta posibilidad de inclusión progresiva, personalizada y natural en las aulas.

Manuel Hernández Martínez. ZARAGOZA

Cuando se vive al día

Quien dice vivir, dice gobernar. Cuando los políticos viven a golpe de ocurrencia, el futuro que nos espera es, como mucho, hasta mañana. Ahora toca la luz, pero un país como el nuestro, con políticas a golpe de encuesta, nunca hará nada serio y menos, con futuro. Un ejemplo claro: cada gobierno que entra nuevo, quiere cambiar la mal llamada educación de la juventud a su antojo y cada vez tenemos menos cultura y menos educación. Ni el agua ni el gas ni el petróleo ni los minerales son inacabables. En España, al gobernar a golpe de encuesta y por miedo a una minoría de izquierdas, generalmente pagada, se reduce nuestro futuro a lo que pase día a día. Tenemos que conseguir la luz a través de varios sistemas: la quema de gas, saltos de agua, petróleo, eólicos y solares y una mínima parte, pronto será nada, de las centrales nucleares, que son las más baratas. Para conseguir no quedarnos a oscuras, necesitamos comprar electricidad y quién mejor que nuestros amigos franceses, que la consiguen de sus centrales nucleares, que se las pagamos al precio que nos dicen, añadiendo el coste de enterrar los residuos en su país. Aquí, centrales nucleares NO, pantanos NO. Un detalle para ver las mentiras y la manipulación, Aragón NO al trasvase, ¿quién tiene los pantanos llenos? Cataluña. ¿Cuándo podremos bajar el precio de la luz a través de solares y eólicos?, creo que nunca. Y eléctricas nacionales, peligro, peligro, serían el acomodo de expolíticos. Tenemos el ejemplo de Cádiz y su centralita publica, que pagan la luz más cara que sus vecinos. Hay que gobernar para el futuro y olvidarse de vivir al día.

Adela Laborda Gavalda. ZARAGOZA

La gota fría

La DANA, acrónimo de Depresión Aislada en Niveles Altos, pese a haber sido previamente anunciada a bombo y platillo por la Aemet, ha vuelto a hacer estragos en nuestro país. Acaba de hacer su aparición durante estos días de fin de agosto y de inicio de septiembre con unas lluvias descomunales por toda nuestra nación, principalmente en la zona mediterránea, provocando impresionantes imágenes con enorme cantidad de destrozos. Y es que, pese a que los científicos coinciden en que este fenómeno atmosférico –conocido también como gota fría– no es más que una de las consecuencias de la falta de adaptación al cambio climático actual, aún queda algún insensato convencido de que su conexión se reduce a la... nada.

Mar Ramos Navarro. ZARAGOZA

Las cartas al director no deben exceder de 20 líneas (1.500 caracteres) y han de incluir la identificación completa del autor (nombre, apellidos, DNI, dirección y teléfono). HERALDO se reserva el derecho de extractarlas y publicarlas debidamente firmadas.

cartas@heraldo.es

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión