Opinión
Suscríbete por 1€

Opinión

En la plaza de Sos

Por
  • Heraldo de Aragón
Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 03/09/2021 A LAS 05:00
Erin Memento durante una actuación.
Erin Memento durante una actuación.
Pablo Segura / HERALDO

Con el Sol ubicado en Leo y la Luna llena en Acuario, en la noche del 21 de agosto no solo brillaron los astros, sino también una joven artista zaragozana: Erin Memento. Ocurrió en la villa de Sos del Rey Católico, durante la III edición del festival de verano Sos en Vivo. El público se encontraba imbuido por aquella chica joven aunque de pelo blanco: música en directo, sonido reverberante, electricidad en la guitarra y un micro al que íntimamente susurraba. En medio de la plaza de Sos había sentado un público disponible, la acogida fue impredecible. También fue un público diferente, agradecido y variopinto. Abuelos, familias, peñistas y turistas. Todos disfrutando de una gustosa noche de agosto con brisa y poca prisa. Y es que Erin Memento, no será olvidada, pues en una de sus canciones ella nos dijo: «No te olvides de mí» . Su figura sola en el escenario, con fondo de fachada empedrada y unas luces de colores, llenaba y saciaba de calidad musical. Fue mutuo el disfrute del festival.

Lucía Ruiz de Temiño García

ZARAGOZA

Una muletilla

«¿En plan...?». Insufrible. Asistimos a una atonización en el uso del lenguaje sin precedentes; es la manifestación epidérmica de algo más perverso, una forma contenida de ser, cualquier cosa menos algo real. ¿Por qué no encontramos una muletilla en generaciones precedentes? Muy sencillamente, porque antes no había cien mentiras sociales que vivir en las redes. La vida estaba hecha a escala humana, los móviles no separaban a una pareja sentada frente por frente en un café. No era preciso el parecer o cómo se debía experimentar una actividad. Como docente me gusta escarbar en el sentir de mis alumnos. Una vez ganada la confianza aflora, incluso en el mundo académico, este ritmo cadencioso de pretendida tutela por parte de los más jóvenes. ¿Será necesario otro ‘cisne negro’ en la historia de la humanidad que anticipe la caída del Imperio de Google? Ojalá las nuevas generaciones no den por perdido su futuro y no pregunten tanto.

Carlos Piqueras Cascante

Zaragoza

Mar Menor

La erosión sufrida por el Mar Menor en los últimos días ha sido una catástrofe que se ha cobrado la muerte de cinco toneladas de peces. Hipoxia -es el nombre científico-, generada por la falta de oxígeno que ha afectado gravemente a la mayor laguna salada de Europa. Una vez más se ha producido un enfrentamiento entre el Gobierno de España y una Comunidad autónoma, en este caso la de Murcia. El Gobierno centra el foco en el sector agroindustrial, obviando otros factores como la sequía o la falta de una red de drenaje. La Comunidad exige la puesta en marcha de las obras contempladas en el plan Vertido Cero. Ambos se culpan del desastre del Mar Menor. No hay, por el momento, consenso para una solución. Tan solo buenos deseos. La falta de entendimiento que existe, hoy en día, en la política española entre los dos grandes partidos, PSOE y PP, se ha puesto de manifiesto en tan grave crisis que, en definitiva, a quien perjudica es al conjunto de los españoles; y de manera importante a todos aquellos que viven de su trabajo en la zona, con independencia de sus simpatías políticas. La economía local se está dañando. El principal responsable de esta falta de coordinación y actuación conjunta no es otro que el propio presidente del Gobierno de España, que tiene la responsabilidad de atender a todas las comunidades. Tampoco en este caso, como en la subida de la luz o la crisis de Afganistán, ha explicado nada, ni se ha pronunciado al respecto. Manda a sus ministros, pero él nunca da la cara.

Joaquín Mañeru López

ZARAGOZA

¿Vacaciones?

He tenido la suerte de pasar unos maravillosos días en el Mediterráneo aprovechando las tormentas que han caído. Entre nube y nube, he paseado entre manteros empeñados en venderme de oferta la camiseta de Messi, bicicletas, patinetes y todo tipo de vehículos playeros. Harto, me he permitido darme unos baños entre flotadores, peces y pájaros plásticos de colores. Ahíto de felicidad he vuelto al abarrotado hotel para disfrutar de la tranquila piscina, donde los niños se tiran de bomba mientras sus progenitores les gritan plácidamente tumbados desde la hamaca que eso no se hace. Ni comentar lo del bufé libre, con todo tipo de medidas de higiene nunca vistas, pero que nadie cumple, y con ascensores con más presión que un sifón. Por supuesto, me tocó la planta más alta. Busco un poco de relax en mi habitación. Pongo la tele y ¡más relax!, botellones con policías heridos por hordas con derechos y sin obligaciones. Espero las declaraciones de los políticos ex-presos y no exiliados apoyando a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad... He debido de dar una cabezada porque no los he oído. Eso sí, la vuelta, sin peajes y con 6.000 camiones más. ¡Un lujo! Pero todo lo bueno se acaba. ¡Ojalá todo el mundo pudiera pasarlo tan bien como yo!

José Carlos Barrera Valero

ZARAGOZA

El insoportable ruido de las carretillas

¿Cuándo prohibirá el Ayuntamiento de Zaragoza la utilización en la carga y descarga de las carretillas de transporte con ruedas metálicas? En los primeros pisos situados sobre muchos centros comerciales se hace insoportable el ruido de las ruedas de las carretillas que se usan para la carga y descarga de las mercancías. He podido constatar, en muchos supermercados, la utilización de carretillas con ruedas sin revestimiento. Aunque las carretillas con ruedas metálicas o de teflón no quedan expresamente prohibidas en la Ordenanza para la protección contra Ruidos y Vibraciones, creo que se deberían usar en ellas ruedas con cámara de aire o bien con revestimientos de goma o policarbonato. La normativa solo deja claro que la carga y descarga se debe realizar con el máximo cuidado, a fin de minimizar las molestias y reducirlas a las estrictamente necesarias, lo cual, utilizando este tipo de carretilla sobre nuestras aceras, no se cumple, ya que producen un ruido insoportable. Espero que se lleve a cabo el correspondiente cambio en las Ordenanzas y prohibir, como ya ocurre en muchas ciudades, la utilización de este tipo de carretillas. No hace falta recordar que la protección del medio ambiente es una preocupación social que ha sido reconocida en nuestra Constitución en su artículo 45, en el que se proclama el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona y el deber de conservarlo. El ruido y las vibraciones son la forma de contaminación más característica de la sociedad urbana actual, que produce graves afecciones tanto en la salud como en la calidad de vida; no solo se puede estar conculcando el derecho a un medio ambiente adecuado sino también el derecho a la salud y a la intimidad e inviolabilidad del domicilio.

Francisco Huesca Román

ZARAGOZA

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión