Opinión
Suscríbete por 1€

Opinión

El tesoro de La Malena

Por
  • EDITORIAL
Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 11/08/2021 A LAS 05:00
Un detalle del mosaico que representa 'Las bodas de Cadmo y Harmonía' en la villa romana de La Malena, en Azuara.
Un detalle del mosaico que representa 'Las bodas de Cadmo y Harmonía' en la villa romana de La Malena, en Azuara.
Francisco Jiménez

La villa romana de La Malena, que ayer visitó el presidente Lambán, ofrece, con su mosaico de ‘Las bodas de Cadmo y Harmonía’, un destacado ejemplo de los tesoros que la investigación arqueológica va descubriendo. 

Un patrimonio que Aragón tiene que cuidar y estudiar; y que también debe procurar convertir en un factor de desarrollo para el territorio a través del turismo cultural.

Datada entre los siglos III y IV de nuestra era y declarada Bien de Interés Cultural, la villa de La Malena, en Azuara, contiene uno de los más bellos mosaicos romanos conservados en nuestros país. Que esta espléndida obra haya estado durante treinta y cinco años oculta al público, a pesar de su indudable belleza e interés, es una pena y casi un absurdo. Hay que esperar que el impulso dado en los últimos años a los trabajos de acondicionamiento y restauración, con una inversión total prevista de unos 800.000 euros, permita asegurar la conservación de los restos hallados y especialmente del mosaico. Y que la presencia ayer del presidente aragonés en el yacimiento signifique que La Malena pueda abrirse cuanto antes a las visitas de manera regular. Seguro que será un imán y que contribuirá al desarrollo turístico de la localidad. El patrimonio arqueológico aragonés, disperso por el territorio, puede aportar un gran valor a muchos pueblos y comarcas del medio rural. Otros ejemplos de actualidad son el mosaico romano hallado recientemente en el Forau de la Tuta, en Artieda, o el valioso yacimiento íbero-romano de La Caridad, en Caminreal, que hoy recibirá la visita del presidente de la Diputación de Teruel, Manuel Rando. Todos ellos y muchos otros yacimientos contienen un tesoro de información sobre nuestro pasado que hay que sacar cuidadosamente a la luz. La preservación de los restos arqueológicos, con la inversión y las medidas didácticas necesarias, debe ser compatible con su disfrute por parte de toda la ciudadanía.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión