Opinión
Suscríbete

Opinión

Cartas al director de HERALDO: 'La agonía de la Atención Primaria'

Por
  • Heraldo de Aragón
Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 25/07/2021 A LAS 05:00
Varios pacientes esperaban ayer en el centro de salud de Univérsitas a ser atendidos.
'La agonía de la Atención Primaria'
Francisco Jiménez

'La agonía de la Atención Primaria'

El 30 de junio ‘El País’ publicaba un reportaje acerca de la saturación de la Atención Primaria (AP) madrileña, en el que destacaba agendas de 77 pacientes por médico de familia. 

Sin menospreciar la angustiosa situación de la AP madrileña, esta saturación también se da en Aragón (con picos de más de 80 pacientes) y en el resto de España. Al exceso de pacientes atendidos cada día, hay que sumar la sobrecarga emocional de más de 15 meses de pandemia, las bajas o vacaciones de compañeros sin sustituir, las guardias y urgencias imprevistas, la falta de medios, de personal, de coordinación con otros profesionales de apoyo, la sensación de abandono… Todo ello está generando situaciones insostenibles de agotamiento y serias dificultades para llevar a cabo una buena atención, más aún en el medio rural, afectando tanto a profesionales como a pacientes. A lo que se añade el injustificado desprestigio profesional de los médicos y médicas de Familia. Esta realidad no es causa del azar o de la pandemia, sino de la ausencia de voluntad política de mantener y fomentar la Atención Primaria, concretada en la falta de partidas presupuestarias y de planificación, convirtiéndola en el juguete roto de la sanidad pública, que prioriza el hospitalocentrismo por encima de la proximidad, la salud comunitaria y los valores de la medicina de familia. Esta situación solo puede empeorar debido al gran número de jubilaciones que están al caer, a la salida constante de profesionales en busca de mejores condiciones laborales y a la ausencia total de inversión en Atención Primaria en las previsiones de Ministerio y consejerías. La AP es el servicio sanitario más eficiente y equitativo para la población, pero agoniza ante una pasividad clamorosa y vergonzante.

Pilar Piñol y Rosa Magallón, médicas de Familia. ZARAGOZA

'Tala de cipreses centenarios'

A principios de julio empezó la ampliación del parque Pignatelli en el terreno donde se encontraban los antiguos depósitos del agua. La primera actuación ha consistido en la tala de cuarenta cipreses centenarios que jalonaban el acceso a la vivienda de Ruiseñores, 21. Como vecino de la misma quiero expresar mi preocupación ante la posible tala de los árboles adyacentes a la frontera con los límites del actual parque.

Agustín Iturralde Navarro. ZARAGOZA

'Sensatez frente a irresponsabilidad'

El nuevo Gobierno parece tratar a Pedro Sánchez más como un gurú que como un presidente. ¡Pasen y vean el nuevo Gobierno de la maravilla! En el mundo real, Sánchez en sí no ha salvado ninguna vida. Las vacunas organizadas y mandadas por Europa son las que nos están permitiendo evitar de nuevo una gran tragedia. Mientras las vacunas sí salvan vidas, el personal médico pone su esfuerzo y las empresas, los trabajadores y los autónomos, como decía Gay de Liébana, que en paz descanse, son los que lograron mantener a flote la economía durante la pandemia. Pedro Sánchez, ni siquiera apto para las colas del hambre, organizadas por Cáritas o particulares como Fesbal, se limita a darnos un mitin paternalista y de paso a marcarse los tantos. El bruto confinamiento de marzo de 2020 ocurrió por la falta de precaución de los profetas del Gobierno de Sánchez que con su bola de cristal vaticinaban que a España no iba a llegar mientras el virus se expandía a sus anchas. El resto es historia. Hoy el comportamiento irresponsable de muchos ciudadanos nos podría llevar a un nuevo confinamiento, pero esta vez espero que este Gobierno tenga más luces y se deje asesorar por los verdaderos conocedores de la pandemia, el sinfín de científicos excelentes y supercualificados que tenemos. Y si quieren volver a confinar, empiecen por aquellos cantamañanas que egoísta e irresponsablemente están estropeando el trabajo de los demás, que tomamos muy en serio las precauciones. Mientras que la irresponsabilidad le mola solo al que la aporta, la sensatez premia indistintamente a aquellos que la usan y a esos que la reciben.

Cristina Sande Cecchi. ZARAGOZA

'Los pinos de Albarracín'

Cuando viajo por la tarde con nuestra perra en el coche rumbo a la sierra de Albarracín para pasear con ella, me cruzo todos los días con enormes camiones articulados llenos de hermosos pinos talados más arriba. Leo el artículo de Chaime Marcuello en HERALDO y estoy totalmente de acuerdo con sus apreciaciones. Se están cometiendo barbaridades con los pinos que se plantaron hace décadas y que otras comunidades respetan. No entiendo la labor de las autoridades aragonesas cuando se están predicando estrategias para proteger el planeta frente al cambio climático. Hay que mimar los bosques y escuchar a nuestros mayores: ellos no hubieran realizado este desatino. Seguro que en otras zonas de Aragón no se atreverían a realizar lo mismo. Creo que Teruel Existe y otros partido políticos algo tendrían que decir y hacer.

Miguel Labay Matías. TERUEL

¿Pero qué es esto?

El cantante Víctor Manuel (poco afín a los postulados de la derecha) se pregunta desconcertado: "¿Que se vote si queremos ser españoles o catalanes? ¿Pero qué coño es esto?". Me uno al desconcierto del cantante. Que en Cataluña y Euskadi (por la ley Celaá) se prohíba de hecho la enseñanza en castellano y nadie diga una palabra contra esa ley aberrante y de consecuencias gravísimas, pues hace bueno el discurso secesionista. Y que se monte en Madrid (¡en Madrid!) un chiringuito para la defensa del español y a los progres se les llene la boca contra lo segundo, pero omitiendo discretamente lo primero, hace que uno también piense y diga: ¿pero qué es esto? Que todo un ministro del Gobierno de España (Sr. Garzón) diga "he proponido…", y que no lo destituyan inmediatamente y lo vuelvan a mandar a la escuela, hace que uno diga: ¿pero qué es esto? Que toda una ministra de Educación y Formación Profesional (Sra. Celaá) diga sin ruborizarse: "No quiero jóvenes que crean que no sirven para nada por no pasar la ESO"; claro que sí, que pasen con un suspenso, con dos o con ciento. Que pasen. Por lo menos que piensen que sirven para pasar. Mientras, yo pienso: ¿Pero qué es esto? Pensado y visto todo lo anterior, propongo que se cambie y se arregle un poco el eslogan propagandístico del Gobierno ("La España que hacemos") por otro un poquito más realista: La España y el español que ‘desacemos’. (con errata gramatical incluida, por favor, que se note que hemos pasado eso de la ESO, aunque no sepamos cómo).

José Noguero Olivar. Castillazuelo (HUESCA)

Las cartas al director no deben exceder de 20 líneas (1.500 caracteres) y han de incluir la identificación completa del autor (nombre, apellidos, DNI, dirección y teléfono). HERALDO se reserva el derecho de extractarlas y publicarlas debidamente firmadas.

cartas@heraldo.es

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión