Opinión
Suscríbete por 1€

en nombre propio

Clarín y Aragón

Por
  • M.ª Pilar Benítez Marco
Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 23/07/2021 A LAS 05:00
Balneario de Panticosa
'Clarín y Aragón'
Balneario de Panticosa

La confusión del ministro Manuel Castells, hace un tiempo, entre Leopoldo García-Alas y Ureña, Clarín, y su hijo, Leopoldo García-Alas y García-Argüelles, fue tan repetida en los medios de comunicación que resulta difícil olvidar que el escritor de ‘La Regenta’ murió de tuberculosis intestinal y su primogénito fue fusilado en 1937. 

La literatura también puede ayudar a recordar estos hechos. Así, Pedro de Silva recreó el encarcelamiento y la ejecución del último en la obra teatral ‘El rector’. El propio Clarín convirtió en materia narrativa la tuberculosis, en ‘El duelo de la tos’, que puede leerse en una antología de relatos del autor realizada por María Teresa Otal.

Precisamente, en ‘El duelo de la tos’, uno de los protagonistas termina sus días en Panticosa, cuyos Baños eran un referente para el tratamiento de dicha patología. Pero la alusión remite, además, a la relación entre Clarín y Aragón. 

Fue catedrático de Economía Política y Estadística de la Universidad de Zaragoza en el curso 1882/83 y, durante su estancia en esta ciudad, escribió ‘Amor’è furbo’, ‘Mi entierro’ o ‘Avecilla’. En ‘Avecilla’, doña Petra es de las Cinco Villas, así como, en ‘La Regenta’, don Víctor Quintanar es de La Almunia de don Godino [sic] o Cayetano Ripamilán, de Calatayud.

Incluso, antes de instalarse a orillas del Ebro y del cierzo, ya escribió en la ‘Revista de Aragón’ unos versos todavía vigentes en nuestra sociedad: "Cuando caigas y no nades, / se te negará el valor / para colmo de bondades".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión