Despliega el menú
Opinión
Suscríbete

Opinión

Cartas al director de HERALDO: 'El breve paseo de Sánchez con Biden'

Por
  • Heraldo de Aragón
OPINIÓNACTUALIZADA 22/07/2021 A LAS 05:00
Biden y Sánchez en los pasillos de la sede de la OTAN en Bruselas
'El breve paseo de Sánchez con Biden'
HA

'El breve paseo de Sánchez con Biden'

Dar un paseíco' es andar para distraerse o por hacer algo de ejercicio. 

Es lo que hicieron los mandatarios de Estados Unidos y España, Joe Biden y Pedro Sánchez. Nunca podía imaginar que durante unos segundos se hablara de temas tan importantes para ambas naciones y que ese escaso espacio diera tanto de sí. Claro que Biden en seis meses no había levantado el teléfono para hablar con el jefe del Gobierno español. El tiempo de los mandatarios debe de correr de forma distinta al del resto de los mortales, porque los 30 segundos de la entrevista es lo que tardaron en recorrer la distancia entre el vestíbulo en donde se realizó la foto de familia y la sala en donde se reunieron los treinta aliados de la OTAN. El tiempo tiene un valor incalculable, de ahí que digamos que el tiempo es oro. Shakespeare decía que "en un minuto hay muchos días", queriendo decir que en un breve espacio de tiempo se puede hablar de muchas cosas. La Moncloa ha querido vender como encuentro con el presidente Biden este breve paseíllo. Hablarían de las relaciones bilaterales, de la crisis diplomática de Marruecos, de la situación económica y migratoria de Latinoamérica, del cambio climático, del aumento de los crímenes machistas, de la subida del recibo de la luz en España, del sexo de los ángeles, de la cuadratura del círculo, de los peces de colores, etc. Temas de suma importancia. El encuentro terminó como una gran decepción, aunque la ministra de Exteriores dijera que el tiempo compartido fue mayor. Si lo que pretendían era obtener la fotografía, eso sí que lo consiguieron. Todo esto, cuando se había anunciado con toda parafernalia que sería la primera entrevista hispanonorteamericana después de Donald Trump. Decía Séneca: "No es que tengamos poco tiempo, sino que perdemos mucho".

Francisco Javier Fernández-Giro Domec. ZARAGOZA

'Si no faltara dinero...'

En agosto de 1557, los ejércitos del rey Felipe II de España aniquilaron a las fuerzas francesas en la batalla de San Quintín. Nada impedía al rey Felipe continuar hasta París y apoderare de Francia entera. Sin embargo, detuvo su avance y firmó un tratado de paz con Francia. ¿Por qué lo hizo? Por causa de la falta de dinero para su avance. Ese mismo año el rey Felipe tenía que pagar sus muchas deudas. Antes de la batalla de San Quintín le escribió a su padre, el emperador Carlos V, que se había retirado al monasterio de Yuste, y le decía: "Si no falta dinero…". El rey Felipe II hubiese necesitado enormes sumas para trasladar sus ejércitos desde San Quintín a París. Eran necesarios veinticinco fuertes percheros para mover una solo pieza de artillería por las campiñas sin carreteras, y más de otra docena para las cargas y las bolas del cañón correspondiente. Y había que pagar en moneda contante y sonante el forraje de los animales. Por falta de una cantidad en efectivo, Francia se salvó y el destino de Europa cambió. Los políticos, los partidos que han ganado unas elecciones y forman gobierno, muchas de las cosas que prometieron no las cumplen. Y puede ser cierto que en materia económica hacen recortes por falta de dinero. Supongo que al Gobierno de hoy le gustaría subir a los pensionistas y funcionarios las pensiones y los sueldos y que todos los ciudadanos tuviesen más poder adquisitivo. Pero si no hay dinero, ¿cómo se hace?, ¿eh? Tal vez buscando más la manera de que el Estado no haga gastos innecesarios. Algo han hecho, pero es poco. Ahí hay que hacer los recortes y no en las necesidades básicas del ciudadano.

Teófilo Marco Estella. EL GRADO (HUESCA)

'La magia de la amistad'

La vida es corta o larga, depende; tal vez las dos cosas al mismo tiempo. El tiempo que mide nuestro trayecto nos permite vivir la amistad que cada uno quiere y como quiere. Compañeros de caminos y tertulias, testigos del presente y el pasado, hemos hecho de nuestro deseo de vivir un canto de amistad y compañerismo. Cuando el reloj de la vida apura sus horas, el sentimiento de ser amigos nos abraza y nos envuelve, añorando lo vivido y deseando el futuro. El hoy es disfrutar de tu compañía. Un saludo, un paseo, un consejo son actitudes que nos empujan en nuestro caminar. Nos respetamos en lo que nos separa y nos estimamos en lo mucho que compartimos. Una palabra de ánimo, una felicitación o un lo siento son sensaciones de una sana amistad. Nos encontramos para disfrutar de cada momento. Compartimos esperanzas y deseamos ilusiones. La amistad nos hace fuertes. A veces sufres por el amigo. A veces te duele su suerte y, otras, celebramos su alegría. Siempre estás a su lado. Cuando la vida se pone cuesta arriba y hay que pasar la montaña, buscas cerca de ti, en el amigo, ese apoyo necesario y ese empujón imprescindible. Ser tu amigo es disfrutar dos veces de la vida. La tuya y la mía. Que ni caminos ni ríos, tampoco bosques o desiertos, nos hagan perder la amistad. Es la magia de la vida. Mañana volveremos a vernos, a sonreír, a estar. Recordaremos con alegría. Disfrutaremos con entusiasmo. Mañana seguirá viva nuestra amistad y lealtad. Nunca habrá tiempo para el olvido. Tampoco para la envidia. Ni para el odio. La amistad es un mundo feliz dentro de un mundo traumático. José Miguel, es un orgullo ser tu amigo.

Jesús Añaños Vinué. ZARAGOZA

'Los aseos de la estación de autobuses'

Quiero presentar a través de esta carta mi más enérgica protesta ante los responsables de la estación de autobuses de Zaragoza por las infames, insalubres e indecentes condiciones en que se encuentran –día 5 de julio, 11.30 horas– los servicios y aseos de caballeros y señoras en la estación intermodal, zona de llegadas y salidas de autobuses, en la que conviven los más modernos trenes y autocares con estas apestosas y sucias instalaciones sanitarias, impropias de la marca España y de la imagen de nuestra ciudad. Aunque sea cierto que las gentes que la transitan no sean precisamente un dechado de limpieza, es exigible a sus responsables que se ocupen de mantener estos servicios en las debidas condiciones. Y si no es así, que se cierren o que se cobre una tasa por su uso. Pero que no se permita semejante insania nunca jamás. Una verdadera vergüenza.

M.ª del Carmen Buatas Román. ZARAGOZA

'Los niños, detrás de las vallas'

Cuando veo jugar a los niños y a las niñas, personitas encerradas entre unas vallas de colores en un pequeño trozo de tierra, y en los jardines verdes de césped, margaritas, tréboles, dichondras… a los perros de diferentes razas corretear, orinar y más, tengo la impresión de que no estamos muy bien de la cabeza, la verdad.

Lourdes Fajó Barrio. GARRAPINILLOS (Zaragoza)

Las cartas al director no deben exceder de 20 líneas (1.500 caracteres) y han de incluir la identificación completa del autor (nombre, apellidos, DNI, dirección y teléfono). HERALDO se reserva el derecho de extractarlas y publicarlas debidamente firmadas.

cartas@heraldo.es

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión