Despliega el menú
Opinión
Suscríbete

tribuna

Violencia e intolerancia

OPINIÓNACTUALIZADA 21/07/2021 A LAS 05:00
Al menos 28 muertos en un ataque contra un autobús de cristianos coptos en Egipto
'Violencia e intolerancia'
Agencias

Un pueblo cristiano de la llanura de Nínive, en Irak, fue destruido por los terroristas del Estado Islámico, cebándose en la iglesia católica y en la profanación de las tumbas. 

Sus pobladores consiguieron reconstruir la iglesia, con el apoyo del programa que mantiene Hungría de ayuda a los perseguidos. Como agradecimiento, los habitantes quisieron añadir al nombre de la población la frase ‘hija de Hungría’. Hungría ha ayudado a cristianos que sufren en tantos países y a otros, como los yazidíes, perseguidos en Irak por el ISIS, a los musulmanes rohinyá, perseguidos en Myanmar, o a los judíos sefardíes, en Yemen.

La persecución de los cristianos es la peor crisis de derechos humanos y la más oculta. No se menciona en la ONU, la Unión Europea y las ONG. No es políticamente correcto denunciar esa violación. Los gobiernos occidentales enmudecen. Silencios que son cómplices. El filósofo judío francés Bernard-Henri Lévy escribía que "mientras el antisemitismo es considerado un delito y los prejuicios antiárabes o antigitanos son estigmatizados, la violenta fobia anticristiana que recorre el mundo no parece tener respuesta".

En el Informe de Libertad Religiosa en el Mundo 2021, que impulsa la Fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada, se afirma que la población mundial sufre cada vez más violaciones a su derecho a la libertad religiosa. En 62 países se perpetran ataques a este derecho fundamental. En 30 países se han cometido asesinatos por causa de la fe desde mediados de 2018. Entre los agentes activos de esta violación están los gobiernos autoritarios, el extremismo islamista y los nacionalismos étnico-religiosos, como es el caso del nacionalismo hindú.

La situación religiosa ha empeorado en India y en China, grandes potencias. Preocupante es la situación de África. Allí se han trasladado muchos militantes del Estado Islámico y de otros grupos radicales, imponiendo su violencia y su intolerancia. Esto está afectando a los cristianos de Nigeria, de la República Centroafricana, de Mozambique, de Burkina Faso, de Camerún, de Níger o de la República Democrática del Congo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión