Opinión
Suscríbete

Opinión

Nuevo Gobierno con aportación aragonesa

Por
  • Editorial
OPINIÓNACTUALIZADA 11/07/2021 A LAS 05:00
COMPARECENCIA PEDRO SANCHEZ
Comparecencia de Pedro Sánchez, ayer
Borja Puig de la Bellacasa

Pedro Sánchez ha ejecutado el mayor cambio de ministros desde que llegó a la Moncloa y uno de los más profundos de la historia democrática de España. 

Prescinde de los de más peso (Calvo, Ábalos y Campo), no toca a ninguno de Unidas Podemos, refuerza a Nadia Calviño, cesa a su jefe de gabinete Iván Redondo y aumenta el peso femenino y también el catalán (PSC). Por primera vez, habrá una ministra aragonesa, Pilar Alegría, que se hará cargo de la cartera de Educación. El presidente quiere lanzar un mensaje de renovación, de que la prioridad es la recuperación económica, de que quiere contar más con el partido y de que ya tiene los ojos puestos en las próximas elecciones generales. España cuenta así con un nuevo Gobierno, aunque comandado por el mismo líder. Tiene que ser él quien cambie de rumbo, quien negocie y pacte con los partidos constitucionalistas para hacer frente a los viejos desafíos que viene arrastrando el país.

Sánchez es consciente de que, a más tardar, en 2023 tendrá que medir sus fuerzas en las urnas y que las encuestas advierten que muchos ciudadanos no están de acuerdo con sus estrategias y sus alianzas. Por ello ha protagonizado una gran renovación de su gabinete. Quiere encarar la segunda parte del mandato y la preparación de las próximas elecciones generales con menos lastre. Destacan tres cambios en su más estrecho círculo: la salida de Carmen Calvo, el relevo de Iván Redondo como jefe de gabinete y el ascenso de Félix Bolaños como nuevo hombre fuerte de la Moncloa. Quiere darle un perfil más orgánico al Gobierno y por ello prescinde de figuras como Pedro Duque, ficha a tres alcaldesas socialistas y nombra como nuevo jefe de gabinete a Óscar López, un histórico del partido, al igual que Bolaños. Además, la entrada de Pilar Alegría, actual delegada del Gobierno en Aragón y persona de su máxima confianza en la Comunidad, le permite rejuvenecer el equipo y también los cuadros dirigentes del PSOE.

La remodelación confirma que Pedro Sánchez no tiene todo el poder dentro del Gobierno, porque los cinco ministros de Podemos están fuera de su órbita. A cambio, tiene todo el control del PSOE, pues no ha tenido que negociar con ningún barón territorial, aunque lo cuota catalana se incrementa. Por cierto, Iceta será el ministro que deberá gestionar la candidatura a los Juegos Olímpicos de invierno 2030, en la que Aragón participa. Las debilidades de Pedro Sánchez son evidentes si, por una parte, tiene que cambiar a buena parte de su gabinete por estar ya agotado y, por otra, no puede tocar a ningún ministro de Podemos, aunque acabe de ridiculizar a uno por su extemporánea ocurrencia con la carne.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión