Opinión
Suscríbete por 1€

Opinión

Ayuda a domicilio

Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 30/06/2021 A LAS 05:00
Una anciana con el carro de la compra.
'Ayuda a domicilio'
José Miguel Marco

La ayuda a domicilio es básica para personas con situaciones especiales de salud, sobre todo si viven en soledad. 

Supone un acompañamiento imprescindible. El Ayuntamiento de Zaragoza hacía recientemente balance de este servicio. La noticia más importante era que se ha conseguido reducir en un 11% la lista de espera en estos dos años, aunque sigue habiendo 3.590 vecinos esperando el servicio. El servicio municipal atiende a través de las contratas a 6.905 usuarios activos, de los que 5.300 están en la rama preventiva y 1.605 en la de dependencia.

Objetivo principal es que los mayores se puedan mantener en sus domicilios aunque, como señalaba el concejal responsable, Ángel Lorén, sirve también para detectar "situaciones de riesgo o necesidad". La regularización del contrato –uno de los de mayor envergadura del ayuntamiento– ha servido, asimismo, para mejorar las condiciones laborales de las 850 trabajadoras que llevan a cabo esta tarea.

En nuestro medio rural, tan envejecido, es esencial también la política de acompañamiento a quienes resisten en sus casas. Muy importantes han sido los cursos de capacitación que han impartido las comarcas junto con el Inaem. Se trata de talleres de atención sociosanitaria centrados en la realidad de los territorios y en sus necesidades, fruto de unas altas tasas de envejecimiento.

En las comarcas turolenses del Bajo Martín y del Maestrazgo se desarrollaron cursos para 9 y 15 alumnos, respectivamente. A través de los talleres del Inaem han recibido sus certificados de ‘Atención sociosanitaria a personas en domicilio’ y de ‘Atención a personas dependientes en instituciones sociales’. Con ello se consigue un doble objetivo: mejorar la atención a los mayores y un empleo femenino de más calidad en esos pueblos.

El Instituto Aragonés de Estadística señalaba que 83.000 aragoneses mayores de 65 años viven solos. En los últimos diez años ha crecido en un 41% el número de hogares con un solo miembro. La soledad es una de las consecuencias del envejecimiento. Aragón y España en su conjunto tienen un serio problema. En Zaragoza un 20% de su población supera ya los 65 años y en el conjunto de la población española se espera que dentro de veinte años un tercio de los ciudadanos tenga más de 65 años.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión