Despliega el menú
Opinión
Suscríbete

Opinión

Cartas al director de HERALDO: 'En el Día Mundial del Árbol'

Por
  • Heraldo de Aragón
OPINIÓNACTUALIZADA 28/06/2021 A LAS 05:00
'Día mundial del árbol'
'Día mundial del árbol'
Pixabay

'En el Día Mundial del Árbol'

Los árboles nacen y mueren de pie. 

A veces, los arrancan, los cortan o los maltratan. Los árboles se dividen en árboles de hoja caduca, de hoja perenne, frutales y coníferas. Hay razones suficientes para sembrar y adorar a los árboles, no solo por la conservación del medio ambiente sino por ser los pulmones del planeta, sin olvidar que nos dan la sombra en nuestro barrio o jardín y es como la conmemoración de un corazón vivo y regenerador que nos acompaña en nuestro respirar. Los árboles sagrados como el baobab, el bodhi y el espino sagrado son los que tienen un simbolismo especial y se considera que en ellos viven espíritus ancestrales. Ellos son los que purifican el aire, regulan el clima y nos hacen estar más habitables en esta tierra bastante contaminada y sin la abundante sensibilidad en defensa de los mismos. Los árboles juegan un papel fundamental y son una fuente de materia prima para la elaboración de medicinas, alimentos, papel, combustible (madera y carbón), fibras y otros materiales naturales, como corcho, resinas y caucho. Como dato destacable, a nivel mundial cerca del 78% de los bosques han sido destruidos por la mano del hombre y el 22% restante se han visto afectados por la extracción de la madera. Europa y América del sur tienen la mayor superficie forestal, seguidas de América del Norte y África. Cuando un árbol desaparece hay una parte de ti misma que muere. Cuando a un árbol le cortan el tronco es como si nos quitaran la piel y nos dejaran tirados con el único desecho de incomodidad y desprecio. Recordemos: "Un árbol es un organismo vivo y maravilloso que nos da cobijo, comida, calor y protección a todos los seres vivos. Incluso da sombra a quienes empuñan el hacha para cortarlo" (Buda).

Menchu Gil Ciria. ZARAGOZA

'Una injusticia'

Sé poco de leyes, pero sí de justicia y el otro día fui víctima de una injusticia. Fui a hacer una obra de caridad: entregar ropa para los necesitados a un centro que la recoge. Aparqué entre acera y calzada sin molestar ni a peatones ni a coches por menos de cinco minutos. La Policía Local me multó. Intenté exponer mis argumentos de solidaridad, pero no atendieron a razones, cumpliendo con la más estricta legalidad. Me enfadé. Les increpé como inhumanos y me amenazaron con abrirme un expediente. Nunca pensé que hacer una obra de beneficencia alterase el orden público y no conmoviera el corazón de un agente cuya misión es defender a la ciudadanía. Incumplí la ley, pero la sanción fue injusta.

Ana González Rodríguez. ZARAGOZA

'Un himno sin letra'

España es uno de los tres o cuatro países cuyo himno nacional no tiene letra, y ya va siendo hora de que nuestros deportistas acompañen con sus voces la música de uno de nuestros símbolos. Pero claro, ¿qué interés puede tener una nación en realzar su himno cuando permite que se lo abuchee con total impunidad? Y es que ‘Spain is different’, porque, si no fuera así, seguro que valoraríamos como se merece nuestro pasado, del que cualquier pueblo medianamente sensato se sentiría orgulloso, mientras que nosotros lo ignoramos o aceptamos que lo disfracen con indignas leyendas. Ni aceptaríamos que historiadores falaces reescriban nuestra historia. Y tampoco permitiríamos que una tropa irreverente pretenda arrancar nuestras raíces cristianas, degradando nuestro rico calendario religioso. Papa Francisco: "Un pueblo que olvida su pasado, su historia, sus raíces, no tiene futuro".

José Antonio Gayarre Gómez. ZARAGOZA


'El que se mueva no sale en el foto'

El 17 de junio, las Cortes de Aragón rechazaron el indulto de los separatistas catalanes con la excepción del PSOE, que votó lo contrario. No sé cómo nos podemos engañar tanto para creer que no hay ni un socialista en activo que esté en desacuerdo con el Gobierno en aprobar los indultos. Da la impresión de que los políticos están en política como estómagos agradecidos más que como profesionales y para procurar los mejores servicios al país. Cuando el PP prometió al arco mediterráneo el trasvase del Ebro, no había un solo alcalde en Aragón que no estuviera conforme con la propuesta del PP. Cuando alguno no sabría exactamente en qué consistía eso del trasvase. Lo que da que pensar que los votantes, cargos y dirigentes de cada partido se ponen de manera sumisa al servicio de su presidente, por aquello que anunció Alfonso Guerra en los años ochenta de que «el que se mueva no sale en la foto». Y todos prietas las filas para trepar lo más que puedan. Y de alguna manera se parece a las dictaduras, en las que muchos se hacen ver y notar para subir escalones y acomodarse ellos, su familia y algún allegado. Un amigo que ya era mayor en los ochenta, me dijo: La democracia es la dictadura de la mayoría. Y debe de ser verdad, por eso yo no me creo ni que en Aragón en los años noventa no hubiera un solo alcalde del PP contrario al trasvase ni que ahora no haya un socialista contrario al indulto, ni contrario a Podemos ni a Bildu. Solo los barones, que son los que ya nada tienen que trepar.

Francisco Javier Sierra Soria. ZARAGOZA

'La objeción de conciencia'

El término ‘objeción de conciencia’ aparece por primera vez en español en 1962, en un párrafo del libro ‘La guerra moderna y la organización internacional’. El párrafo es claramente adverso a la objeción, por considerarla no respetuosa con los usos morales católicos. Con anterioridad a las revoluciones liberales no hubo nada parecido a este concepto, si lo entendemos como el respeto a la persona que, por motivos de conciencia, se opone a ejecutar algo permitido o exigido por la ley. La objeción es una excepción legal al cumplimiento de la ley. Si el legislador o los tribunales consideran inapropiada la objeción en un caso concreto, el objetor pasará a convertirse en insumiso. La objeción médica no entra en escena más que a partir de 1985, como consecuencia de la Ley orgánica 9/1985 de interrupción del embarazo en tres supuestos. La objeción de conciencia tiene siempre carácter excepcional; es una excepción a la regla, que no puede ser otra que el cumplimiento de la ley. La excepción se hace con la finalidad de respetar los valores de las minorías. Como epígrafe se debe decir que hay dos conceptos que conocer, la ‘seudoobjeción’ y la ‘criptoobjeción’. La seudoobjeción se da al objetar como resultado de un acto clínico incorrecto, la criptoobjeción es la objeción por motivos distintos a los propiamente morales. Se objeta por comodidad, por ignorancia, por respeto humano, por el que dirán, por tantas cosas más.

Oliverio López Gimeno. Zaragoza

Las cartas al director no deben exceder de 20 líneas (1.500 caracteres) y han de incluir la identificación completa del autor (nombre, apellidos, DNI, dirección y teléfono). HERALDO se reserva el derecho de extractarlas y publicarlas debidamente firmadas.

cartas@heraldo.es

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión