Opinión
Suscríbete por 1€

la rotonda

En el ecuador del mandato

Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 18/06/2021 A LAS 05:00
Javier Lambán y Jorge Azcón, tras la celebración del consejo bilateral de marzo.
'En el ecuador del mandato'
José Miguel Marco

Esta semana, los ayuntamientos han llegado a la mitad de su mandato, un hito que el Gobierno de Aragón alcanzará a finales de julio. 

Ante calendarios similares, siempre ha sido el momento de revisar el trayecto recorrido y de fijar el rumbo para el que falta. Aunque es obvio que en esta ocasión la pandemia lo ha condicionado todo, cuando parece que estamos saliendo del túnel en lo sanitario e impulsando el renacimiento de la economía, el análisis sólo puede ser de reconocimiento. Los ayuntamientos se han desplegado mucho más allá de sus competencias y han desarrollado estrategias que han paliado la devastación que ha traído la enfermedad. Qué decir del esfuerzo del Gobierno de Aragón, al que correspondía la mayor responsabilidad. No deja de ser sintomático que, en este periodo, el presidente, el vicepresidente y un consejero, y aunque evolucionen favorablemente, incluso hayan enfermado al margen del covid.

Ahora, en el tiempo de la remontada, nuestras instituciones han acertado con el lanzamiento de varias medidas de apoyo a empresas, autónomos, establecimientos turísticos, comercio… para facilitar la salida de la sima en la que cayeron. Decisiones necesarias y relevantes que están contando con la adhesión inmediata de la población, sea saturando la demanda de los bonos turísticos en dos días, sea llenando los miércoles el pequeño comercio de Zaragoza. Una sintonía que reconforta.

Más allá de la pandemia, todos han seguido en su afán para atraer inversiones a Aragón. La llegada de Amazon Web Services y de otras operadoras logísticas que ha gestionado la DGA, así como los proyectos captados por los principales ayuntamientos, como la llegada de Becton Dickinson a Zaragoza, la reapertura del Cuartel de Castillejos en Huesca o el constante crecimiento del aeropuerto de Teruel, plasman esa labor y, lo mejor, ratifican de forma creciente el atractivo que tiene la Comunidad Autónoma de Aragón en las mesas de decisión. Las ventajas tantos años explicadas (como poco escuchadas) han tomado una nueva dimensión en un momento especialmente oportuno: cuando el coronavirus ha inducido a valorar emplazamientos fuera de las megápolis y en vísperas de que vayan a desplegarse los fondos europeos para la recuperación, que tienen en el reequilibrio territorial uno de sus pilares.

Zaragoza, en el centro de Aragón y en interrelación constante con la Comunidad,
es una de las mejores ciudades de España para desarrollar un buen
proyecto de vida

Valga recordar que, junto a la posición geográfica, ayuda a nuestro territorio el clima social y político. A lo largo de este mandato se han sucedido las astracanadas en distintos puntos de España, y la sesión de control al Gobierno de cada miércoles es un circo donde se faltan al respeto hasta el aborrecimiento.

Tener en Aragón un cuatripartito bajo la presidencia de Javier Lambán que trabaja en lo que une (aunque a algunos dirigentes del PAR y de Podemos les rechine) da una estabilidad y previsibilidad muy valoradas para que a las empresas les guste Aragón. Y aunque desde el Ayuntamiento de Zaragoza que gobierna Jorge Azcón no se renuncie a reclamar lo que le corresponde, converge con el Gobierno aragonés más que confronta. Ahora, desde su autonomía en la gestión, no ha dudado en apostar por facilitar la instalación de un gran hospital privado. Tenemos la suerte de disponer de una gran sanidad pública en toda la Comunidad, tal y como vivimos a diario. Pero para competir en la liga de las ciudades relevantes Zaragoza necesita equipamientos del perfil de la nueva Quirón.

Solo hay que decirlo más

En esta nueva fase, los intereses de Aragón y Zaragoza están aún más enlazados que nunca. Zaragoza reúne las mejores condiciones para liderar la reivindicación de las ciudades medianas. Y para alcanzar la masa crítica necesaria para disfrutar de ofertas laborales y servicios de calidad, ocio incluido, hay que sumar más allá del término municipal. Si las empresas ya están viendo nuestro atractivo, ahora toca seducir a la población en general, y a los jóvenes en particular. Zaragoza, con su envidiable geolocalización; su mercado laboral creciente, sus buenos y diversos servicios sanitarios y educativos, su alimentación de km 0 de verdad verdadera, su cercanía a múltiples destinos imán… es una de las mejores ciudades de España para desarrollar un buen proyecto de vida. Solo hay que decirlo más. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión