Despliega el menú
Opinión
Suscríbete

Opinión

Ilusiones con la entrada pagada

OPINIÓNACTUALIZADA 04/06/2021 A LAS 05:00
El último Monegros Desert reunió a decenas de miles de personas en el desierto en 2014
El último Monegros Desert reunió a decenas de miles de personas en Fraga en 2014
Rafael Gobantes

Ya está. Con la cancelación comunicada ayer del festival Monegros Desert, que se suma a las del Vive Latino o Pirineos Sur, o a la de la actuación de Alejandro Sanz en el estadio de la Romareda, se confirma que tampoco en el verano de 2021 se celebrarán citas musicales masivas en Aragón. Un golpe para quienes viven del asunto y para las muchas personas que tienen en esos grandes conciertos su experiencia cultural y de socialización favorita, además de para las poblaciones que recibirían una alegría económica.

Es algo, la catarata de suspensiones, que se debe a las restricciones sanitarias por la pandemia, y que cualquiera medianamente informado podía suponerse desde hace muchas semanas, tal y como están las cosas y de donde venimos. Pero los anuncios se han hecho esperar, con razonamientos como que se han apurado las fechas para intentar hasta el final ofrecer los espectáculos anunciados. Cuesta creerlo: las decisiones se toman con tiempo cuando se trata de producciones tan caras y complejas, que frecuentemente implican a artistas y equipos internacionales. Sostener la ficción de que este año eran posibles esas reuniones multitudinarias, además de alimentar la frustración, no es jugar ‘bonito’ si se tiene en la cuenta de uno el dinero ajeno de las entradas. Se va a dar el caso de que algunos de los espectáculos citados empezaron a vender sus ‘tickets’ ya en 2019 y, tras haber sido suspendidos el año pasado y el actual por la covid, si nada más raro ocurre, no será hasta bien entrado 2022 cuando se preste finalmente el servicio contratado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión