Despliega el menú
Opinión
Suscríbete

Opinión

Un nuevo festival de cine especializado

OPINIÓNACTUALIZADA 28/05/2021 A LAS 05:00
De izquierda a derecha, Ana Asión, Gaizka Urresti, Isabel Lahuerta, Natalia Yagüe, José Ángel Delgado, Sara Fernández, David Lozano, Teresa Azcona, Isabel Soria y José Manuel Herráiz.
Ana Asión, Gaizka Urresti, Isabel Lahuerta, Natalia Yagüe, José Ángel Delgado, Sara Fernández, David Lozano, Teresa Azcona, Isabel Soria y José Manuel Herráiz, en la presentación de Saraqusta.
Miguel G. García

En el calendario cultural zaragozano hay citas que casi pueden considerarse de trámite, que se mueven por inercia, que todas las capitales tienen, como la Feria del Libro que hoy se abre en la plaza del Pilar, sin muchos más ganchos para el visitante en este 2021 que la venta con descuento del objeto que le da nombre. Y hay otras actividades de celebración anual que sí han distinguido esta ciudad por su originalidad y de las que algunas, afortunadamente, logran sobrevivir a los cambios en los despachos: Asalto y sus intervenciones de arte urbano son un ejemplo claro.

El nuevo festival de cine que se ha montado el Ayuntamiento con la complicidad de nombres muy recurrentes en el sector, Saraqusta, entraría en esta última categoría. Usa la baza de la especialización para buscarse su notoriedad y lo hace además tocando una tecla exitosa, la del género histórico. El cual, aunque la cresta de su ola hace tiempo que quedó atrás sobre todo en lo literario (los guiones de esas series y películas beben casi siempre de novelas) y son tendencia otros gustos, se mantiene todavía entre los más populares. En Aragón, además, abundan los autores que lo siguen practicando, y algunos con notable éxito de ventas.

La trascendencia mediática y la asistencia de público en ese primer Saraqusta, entre los próximos 26 de septiembre y 2 de octubre, parecen probables. Es la apuesta municipal y se juega para ganar. Según la organización, su alcance puede llegar a ser hasta internacional. Otra cosa es que su irrupción altera los equilibrios locales y afecta a otras experiencias culturales de economías muy débiles. Lleva aparejada peajes, sobre todo, para el festival generalista de cine que lleva el nombre de la ciudad desde hace cinco lustros y que, con recursos menguantes, acelerará su decadencia. El futuro se achica también para otras citas especializadas nacidas en Zaragoza como el Ecozine, tan oportuno en su temática por dedicarse a la gran cuestión de nuestro tiempo y de los venideros.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión