Despliega el menú
Opinión
Suscríbete

en nombre propio

Esclavos satisfechos

OPINIÓNACTUALIZADA 27/05/2021 A LAS 05:00
Gente paseando en la calle.
'Esclavos satisfechos'
Pixabay

Toca luchar. Vienen curvas. Nos dicen que el teletrabajo es muy bueno para todos y también para el planeta. 

Ayer caducó un ultimátum climático que no se ha cumplido, pero ya tenemos otros que nos amenazan. Y tenemos la culpa, por supuesto. De pronto, las sentencias de los jueces son partidistas. Algunos aplauden que el Tribunal Supremo reste garantías a sus derechos fundamentales. Lo progresista debería ser luchar por tener más garantías. El mundo al revés. El Constitucional es más lento que el caballo del malo. Querer saber te sitúa en el filo del negacionismo, como una etiqueta de apestado social. Niego el negacionismo. ¡Viva el dudacionismo! Habrá que exigir a los que mandan que nos digan de dónde salió este virus. Habrá que pedir que lo investiguen hasta el final. Habrá que quitarse la mascarilla un día y respirar y sonreír sin miedo. Habrá que dejar de decir todos y todas como papagayos por miedo a que nos quite el dinero la incultísima consejería de turno. Si lees prensa de hace cien años, algo muy recomendable, y emites una opinión heterodoxa, la etiqueta de revisionista caerá sobre ti. 

Ignorante estás más guapo. No viajes en avión. No comas carne. No seas propietario. Mira tu móvil. Come sano. Corre. Cuenta calorías. Come cinco piezas de fruta. Recicla. No vayas en coche. Tolera. Emprende. Paga. Utiliza. Oposita. Rebélate si quieres, pero en tu comunidad de vecinos. Pon la tele. Calla. Muere. No molestes. Toca luchar. Vienen curvas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión