Opinión
Suscríbete por 1€

Opinión

Cartas al director de HERALDO: 'Vacuna y consentimiento informado'

Por
  • Heraldo de Aragón
Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 27/05/2021 A LAS 05:00
La vacunación marca ahora el principal esfuerzo para vencer al coronavirus.
La vacunación marca ahora el principal esfuerzo para vencer al coronavirus.
Francisco Jiménez

'Vacuna y consentimiento informado'

Escucho en la radio cómo la consejera de Sanidad de Aragón afirma que quienes quieran la segunda dosis de Astra Zeneca deberán firmar un consentimiento informado. 

Si no he entendido mal, la cuestión afecta a los menores de sesenta años que fueron vacunados en la primera ocasión con esta vacuna, y ahora, por razones que se me escapan, el Ministerio considera más adecuado que la segunda inoculación sea con otra vacuna, Pfizer, basándose en una prueba realizada en España, y que es considerada como no concluyente. La Agencia Europea del Medicamento aconseja continuar con Astra Zeneca para la segunda dosis, coincidiendo con miembros del Comité de Bioética de España y otros expertos, sin embargo nuestra consejera nos dice que quien opte por esta opción deberá firmar el mencionado consentimiento. Cuando se inició la vacunación no se nos dio opción a elegir entre las varias existentes, nos limitamos a seguir mansamente las directrices, incluso cuando se supo que había un mínimo riesgo de efectos serios, todo ello sin firmar nada. Parece absurdo, o raro, que para esta ocasión las autoridades pretendan librarse de toda responsabilidad con tal firma. ¿Acaso Astra Zeneca ya no es tan eficaz? ¿Tal vez no disponemos de suficientes dosis? En mi opinión, hay algo que no encaja, máxime si nos atenemos a las opiniones de expertos. Como apunta alguien, lo lógico sería hacer firmar tal documento a quien deseara cambiar a Pfizer en lugar de exigirlo a quien desea continuar con Astra Zeneca. Si el objetivo de la vacuna es alcanzar la inmunidad ‘de rebaño’, las autoridades no deberían considerar que la sociedad ha alcanzado ya tal condición ‘ovejil’, y por ende, como seres racionales que somos, merecemos que se nos expliquen algunas decisiones.

Luciano Ibáñez Dobón. ZARAGOZA

'El PSOE ya no es el PSOE'

¿Por qué siguen llamando al PSOE Partido Socialista Obrero Español si lo que significa en estos momentos es ‘partido sanchista oneroso ególatra’? Para quienes abrigasen alguna duda sobre este cambio radical, los otrora notables del partido, que representan un centro-izquierda equiparable a los partidos socialistas europeos, o bien han hecho un discreto mutis por el foro ante la deriva jacobina de sus correligionarios o han sido arrojados a las tinieblas exteriores. Incluso una señoría, miembro del actual ‘staff’ gubernamental, se ha atrevido a degradar a la ‘vieja guardia’ apremiándola para que dejen paso a la ‘nueva generación’, cuyo máximo exponente es la portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso, sin estudios acabados ni empleo reconocido en la empresa privada. Me pregunto si tendrán la osadía de relegar por caducos a los Sres. González y Guerra. Al tiempo.

José Antonio Gayarre Gómez. ZARAGOZA

'Transformación de locales en viviendas'

Quiero manifestar en referencia al departamento de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza. Después de que el Ayuntamiento nos haya vendido que se iba a poder cambiar el uso de los locales comerciales para, entre otros, poder ser transformados en vivienda, y así entre otras cosas mejorar la imagen de nuestras calles, con un sinfín de locales comerciales cerrados y abandonados; y tras aprobar la modificación aislada número 176 del Plan General de Ordenación Urbana en septiembre de 2020, se nos deniega la posibilidad de realizar dicha transformación, en un local que reúne el resto de los requisitos que se contemplan en la citada modificación, alegando que si supera la densidad de viviendas actuales en la finca en la que se encuentras el local no está permitido, sin ningún tipo de razonamiento jurídico. Es evidente que si se transforma un local en vivienda va a haber una vivienda más en la finca. Misma respuesta que se nos dio en septiembre de 2018, cuando no estaba vigente esta modificación del Plan General de Ordenación Urbana.

Fernando Monteagudo de Marco. Zaragoza

'Una estancia en el hospital'

Con motivo de una caída he tenido que ser atendido en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza, donde he recibido toda clase de atenciones, tanto profesionales como humanas, que ponen en evidencia la calidad de la Seguridad Social española. Desde que fui asistido por la ambulancia que me trasladó, en todo momento fui atendido por el personal adecuado para hacerme todas las pruebas necesarias para determinar el alcance de las lesiones, con un tratamiento humano admirable. Finalmente, establecido el diagnóstico, quedé internado durante quince días durante los cuales recibí toda clase de atenciones por parte de todo el personal, no solo con gran profesionalidad, sino con un admirable trato humano. En varias ocasiones había tenido referencias de diversas personas sobre la calidad de nuestra Seguridad Social y casi todas coincidentes en positivo. Sin embargo, nada de cuanto había oído decir puede compararse con la realidad que yo he vivido durante mis quince días de tratamiento. Y puedo asegurar a todos los españoles que la calidad humana de nuestra Seguridad Social es la mejor del mundo y podemos sentirnos orgullosos de ello como tributo de agradecimiento a todas las personas que prestan sus servicios en ella. Nunca olvidaré el trato recibido durante mi estancia en el Hospital Miguel Servet y quiero expresarles a todos mi sincero agradecimiento, para siempre.

Juan Gómez Álvarez. ZARAGOZA

'Arrasando las riberas'

A sugerencia de los mismos jardineros municipales, que no entienden qué hacen ellos arrasando las riberas de los ríos –y falta, me dijeron, el Canal Imperial–, escribo que no entiendo tales órdenes de acabar con la vegetación. Ni los patos tampoco, que ya deambulaban entre el barro de las últimas lluvias. Si esto es política municipal ecológica del futuro, estamos aviados. Apagando su ruidosa maquina desbrozadora, un jardinero dijo: «No es buena idea, pues al año que viene haremos lo mismo, pero debemos cumplir, que no quede ni una flor. Esto nos mandan». Y no exageraba, vean el río Huerva por tramos: tierra marrón a cambio de verde primaveral. Debe de ser el progreso, así muy mal planificado. El mal ya está hecho, solo queda que no sigan malgastando el dinero de los contribuyentes con tales prácticas y desbrozadoras de ruidosos motores. Ya es demasiado tarde, pero salvemos las riberas que aún quedan de hierbas con flores, y la tristeza de unos obedientes jardineros arrasándolas a su pesar.

José Ginés Cillero. ZARAGOZA

Las cartas al director no deben exceder de 20 líneas (1.500 caracteres) y han de incluir la identificación completa del autor (nombre, apellidos, DNI, dirección y teléfono). HERALDO se reserva el derecho de extractarlas y publicarlas debidamente firmadas.

cartas@heraldo.es

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión