Opinión
Suscríbete

en nombre propio

Un misterio

Por
  • Pablo Guerrero Vázquez
Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 25/05/2021 A LAS 05:00
Opinión
'Un misterio'
Pixabay

Todo apunta a que el Tribunal Supremo autorizará que los gobiernos autonómicos impongan cierres perimetrales, sin respaldo legal suficiente, si tal medida es proporcional.

Esta decisión, dictada en un momento de necesidad, permite eludir el control parlamentario que caracteriza al principio de división de poderes. El poder legislativo debe establece el marco en el que se moverá el ejecutivo; y el judicial controla que la concreta actuación gubernamental está respaldada por el legislador. Hoy, sin embargo, los gobiernos autonómicos pueden restringir la libertad de movimiento con base en una panoplia de leyes que les permiten acordar "cualquier medida necesaria" para controlar una pandemia. Una ley redactada en estos términos es, empero, una no ley. El ejecutivo todo lo puede si los jueces lo estiman proporcional. Pero si toda decisión gubernamental pudiese ser avalada recurriendo al test de proporcionalidad, ¿para qué querríamos al legislador?

De haberse prorrogado el estado de alarma por unas semanas, el Congreso hubiese fiscalizado que las restricciones impuestas eran respaldadas por los ciudadanos. El Tribunal Constitucional podría haber controlado su proporcionalidad. Y los jueces ordinarios la licitud de las sanciones impuestas a un sujeto en caso de incumplimiento. Es un misterio por qué el Gobierno no ha hecho pedagogía sobre la necesidad de prorrogar la alarma y, también, por qué la oposición ha actuado con tamaña irresponsabilidad. Entre unos y otros, pobre Montesquieu. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión