Despliega el menú
Opinión
Suscríbete

Opinión

Cartas al director de HERALDO: 'El laberinto del ERTE'

Por
  • Heraldo de Aragón
OPINIÓNACTUALIZADA 30/04/2021 A LAS 05:00
Opinión
'El laberinto del ERTE'
Pixabay

'El laberinto del ERTE'

El año pasado estuve en ERTE un total de tres meses, no tuve problemas en el cobro. En septiembre, debido a que el trabajo había bajado, me pusieron un ERTE parcial; es comprensible, trabajo en una peluquería y no hemos tenido comuniones, bodas, celebraciones... Doy gracias de al menos trabajar a media jornada, porque desde que volví al ERTE en septiembre ha sido una pesadilla. Ese mes lo cobré en octubre... pero ni octubre ni noviembre ni diciembre, y para qué decir enero y febrero. En diciembre pido cita presencial, hasta febrero no la tengo; cuando voy me dicen que no estoy dada de alta. Pongo una queja y cuando pregunto cuándo me darán respuesta me quedo anonadada: no sabe decirme puesto que los compañeros que se ocupan de los ERTE no trabajan presencialmente. Recibo un mail explicándome lo mismo, que el gestor debe darme de alta en el ERTE y mandar los archivos, se lo comunico al gestor y vuelve a hacer el proceso; al final el funcionario del SEPE me pide el teléfono del gestor para ver qué sucede. Mi sorpresa es que me pagan solo el mes de octubre cuando se han mandado todos los archivos correctamente. ¿Cómo puede ser? Después de la ‘caída’ en el SEPE por supuesto que no he cobrado, hasta mayo no tengo cita presencial. ¿Qué tenemos que hacer para que nos escuchen, para que hagan su trabajo, para que no dejen a cientos de familias sin comer? Porque, señores, a ustedes cuando van a una peluquería no les lavamos solo la mitad de la cabeza, ni cortamos solo una parte del pelo; cuando van al carnicero no les dan la pieza para que se la corten en casa ni el pescadero les deja las vísceras dentro. ¡Señores, hagan de una vez su trabajo!

María Pilar Horna. ZARAGOZA

'Primero de Mayo, por un trabajo decente'

Bajo el lema «¡Ahora más que nunca: ¡Trabajo decente!», la iniciativa ‘Iglesia por el trabajo decente’ ha lanzado un manifiesto con motivo del Primero de Mayo (‘www.iglesiaporeltrabajodecente.org’), en el que alerta de cómo el impacto de la pandemia está debilitando el derecho al trabajo y empobreciendo, precarizando y descartando a millones de trabajadoras y trabajadores, principalmente mujeres, jóvenes e inmigrantes. Este deterioro provoca que «el derecho al trabajo esté en riesgo, lo que supone que el pacto social entre en crisis y, con ello, la propia democracia», según advierten Cáritas, la Conferencia Española de Religiosos, la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), Justicia y Paz, Juventud Estudiante Católica y Juventud Obrera Cristiana (JOC). Consideran que esta profunda crisis pone de relieve la necesidad de un cambio de sistema productivo, basado en trabajos que aporten valor y estén sujetos a unas condiciones laborales dignas. El manifiesto denuncia la destrucción en el último año de miles de empleos, que los trabajos esenciales no se hayan visto reconocidos en una mejora de sus condiciones y que las medidas de protección social diseñadas para paliar los efectos de la crisis no han llegado a todas las personas que más las necesitan. También se invita al diálogo con toda la comunidad política, sociedad e instituciones para configurar un nuevo contrato social, basado en la centralidad de la persona, el trabajo decente y el cuidado del planeta. Finalmente, se invita a celebrar este Primero de Mayo con gestos de oración, con una ‘movilización de los balcones’ para dar visibilidad a estas reivindicaciones en las ventanas de nuestros domicilios y en las redes sociales con la etiqueta: ‘#AhoraMásqueNuncaTrabajoDecente’.

Ángel Lorente Lorente. HOAC. Zaragoza

'La dignidad de las víctimas'

Las personas somos seres envueltos en dignidad, una dignidad que se nos arrebata con excesiva asiduidad y de diferentes formas. La violencia de género es un buen ejemplo. El racismo, la homofobia, el desprecio a la religión, a la cultura propia de cada uno, en fin, siempre que se pierde la consideración a otra persona le privamos de su dignidad. Los gobernantes que se autodenominan garantes de la justicia social en España, sin embargo, no tienen apuro en privar de su dignidad a personas inocentes y de una manera pública y reiterativa. Me refiero a la humillación que sufren las víctimas del terrorismo de ETA. Después de haber perdido en democracia a un ser querido mediante un vil asesinato en nombre de un totalitarismo trasnochado, lo peor lo están sufriendo ahora. Ver día tras día cómo a los verdugos de sus seres queridos, sin ningún arrepentimiento, se les premia acercándolos a sus lugares de origen es una auténtica injusticia. Eso no es defender la democracia y la justicia, sino todo lo contrario. Y todo por ostentar el poder.

Fernando Valdrés Allueva. Zaragoza

'Ayusomanía'

Elecciones a la Comunidad de Madrid, el número de fans hacia la presidenta Ayuso, ‘in crescendo’, avanza por doquier. Es noticia aquende y allende Madrid, es el ‘desideratum’ del resto de las provincias, Barcelona la primera. El 26 de noviembre de 2020, informaba ‘La Vanguardia’, los hosteleros catalanes se reunieron con Ayuso, interesados en la fórmula empleada en Madrid de equilibrio entre economía y salud, descontentos por el cierre durante semanas aplicado en Cataluña por Colau y el Govern. "Nos quieren cerrados y sumisos" (‘Libertad digital’), y ven a Ayuso como una joven Juana de Arco, paladín de vida y de libertad. En Madrid, Juan José, representante de los bares madrileños, opina que la hostelería se ha salvado gracias a la política y mentalidad abierta de la presidente de la Comunidad. "Si fuera de Podemos, la votaría igual", afirma. En muchos puntos de la hostelería, amén del menú Ayuso, "con muchos huevos", con las fotos de la presidente, rezan los siguientes textos: "¡Sobrevivo gracias a ella!", "¡Ayuso somos todos!", "¡Gracias por cuidarnos!", "¡Ayuso ha levantado Madrid!", "¡La última vez no voté, ahora sí!". Finalmente, y parafraseando a Ayuso, "¡Madrid es libertad!". A la izquierda de Madrid se dirige un pequeño colectivo aragonés, coordinado por José (pub) y Rogelio (ocio nocturno) que han perdido su medio de vida, no el humor, para cambiar al socialista Lambán por Díaz Ayuso. De regalo, les damos el río Ebro (río de verdad) por el Manzanares (río de risa) para que se puedan bañar gratis y de paso lavar sus vergüenzas (fraude de la cooperativa de viviendas de UGT, Mercasevilla y ERE de Andalucía, guerra sucia del GAL, etc.). Y es que "quien corrige no debe tener el defecto". Qué decir de Pablo (Podemos), que sobre el Hospital Zendal, el mejor de Europa en pandemias, en vez de aplaudirlo, si llega al poder en la Comunidad amenaza con cerrarlo. El 4 mayo se enfrentan de nuevo las dos Españas, la que crea trabajo y la que crea paro. Hablen las urnas. Los demócratas acataremos, los totalitarios tienen adoquines en Zaragoza a precio saldo.

Isidoro Berdié Bueno. ZARAGOZA

Las cartas al director no deben exceder de 20 líneas (1.500 caracteres) y han de incluir la identificación completa del autor (nombre, apellidos, DNI, dirección y teléfono). HERALDO se reserva el derecho de extractarlas y publicarlas debidamente firmadas.

cartas@heraldo.es

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión