Despliega el menú
Opinión
Suscríbete

Opinión

Una campaña detestable

Por
  • EDITORIAL
OPINIÓNACTUALIZADA 28/04/2021 A LAS 05:00
Europa Press[[[HA ARCHIVO]]]
Los candidatos a las elecciones madrileñas, durante el debate televisado.
Europa Press

Era previsible que la campaña para las elecciones en la Comunidad Madrid distorsionase aún más el panorama político nacional, pero el grado de virulencia que ha alcanzado el enfrentamiento produce consternación.

 Y, como se deduce de la encuesta que hoy publica HERALDO, el fragor de la contienda no garantiza una gobernabilidad libre de presiones.

Las agresiones que se produjeron contra un acto electoral de Vox o las amenazas que han recibido el ministro del Interior, la directora de la Guardia Civil y el candidato de Unidas Podemos merecen una drástica condena, sin ningún tipo de matices. Pero su utilización por parte de unas u otras fuerzas políticas como ariete en la descalificación del adversario y en la exacerbación de la hostilidad recíproca tampoco es aceptable. Y alcanza un punto casi delirante con la pretensión de Pablo Iglesias de implicar al Rey en la disputa. La campaña de Madrid proporciona un ejemplo especialmente detestable del grado de crispación que ha alcanzado la política nacional. El antiguo bipartidismo ha sido sustituido por una guerra de bloques que se ven como absolutamente excluyentes y que se niegan el uno al otro legitimidad. Esta situación no solo erosiona las bases de la convivencia democrática, sino que pone difíciles trabas a una correcta gestión de los asuntos públicos. Y ofrece un amplio campo al chantaje de los radicalismos que, en cada uno de los bandos, adquieren así un perfil protagonista. El 4 de mayo, el PP puede alcanzar una notable victoria, pasando de 30 a 56 escaños en la Asamblea de Madrid, como pronostica la encuesta de DYM para HENNEO. El PSOE, por su parte, perdería seis escaños, mientras que Más Madrid ganaría cinco. Pero, con la debacle de Ciudadanos, Díaz Ayuso se vería obligada a pactar con Vox para seguir gobernando. Es conveniente que todos los partidos bajen el tono de los enfrentamientos y que se centren en la resolución de los problemas de los ciudadanos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión