Opinión
Suscríbete por 1€

Opinión

Cartas al director de HERALDO: 'La mala fama del aprendizaje memorístico'

Por
  • Heraldo de Aragón
Contenido exclusivoOPINIÓNACTUALIZADA 20/04/2021 A LAS 05:00
Opinión
'La mala fama del aprendizaje memorístico'
Pixabay

La mala fama del aprendizaje memorístico

Observo entre atónito y espantado los titulares sobre el aprendizaje memorístico que la ministra Celaá ha vuelto a poner a debate. El aprendizaje memorístico, aquel que todo el mundo relaciona con la famosa lista de los reyes godos, parece que ya no va a hacer falta en las escuelas, porque ahora, anuncian los ideólogos de este enésima reforma, la educación va a estar centrada en conceptos más innovadores como las competencias o el aprender a aprender, tremendamente vendibles a la opinión pública, pero que nadie serio sabe muy bien qué aportan. El aprendizaje memorístico se ha convertido en la verdadera oveja negra de la educación, no por su invalidez dentro del sistema, crucial por otro lado, sino por la mala prensa ganada por lo que de esfuerzo y sacrificio requería del alumno. Es decir, no es que no sea útil memorizar, sino que como cuesta mucho es mejor decir que lo importante es saber hacer las cosas. Nadie dice que aprenderse fechas, nombres o ríos para vomitarlos en el examen tenga sentido, pero sí que muchos de los aprendizajes futuros más complejos que los alumnos realizarán en su vida escolar estarán basados en otros anteriores que, sí o sí, hicieron en su día a base de memorizar. ¿O cómo aprendimos entonces las indispensables tablas de multiplicar? ¿O no es necesario primero conocer, memorizar, las letras y sus fonemas para aprender después a leer? ¿O no es necesario ya por tener un mínimo de cultura aprenderse las comunidades autónomas? Cuidemos el mensaje que mandamos a las familias, no las confundamos. Insistirles en que no es importante memorizar ciertas cosas porque están en Google es engañarlas. Mientras los conceptos estén en Google y no en la cabeza de nuestros alumnos, nunca estos podrán apoyarse en ellos para implementar nuevos aprendizajes.

José Antonio Cuadal Borao. MALLÉN (ZARAGOZA)

¡Despierta, Europa!

China cerró 2020 con un crecimiento del PIB del 1%. El episodio de la pandemia lo ha dejado atrás. Estados Unidos presenta un plan de estímulo de dos billones de dólares para relanzar su economía y generar millones de puestos de trabajo. ¿Qué está haciendo Europa? En el tablero geopolítico se mueven los peones de la partida de ajedrez mundial. Mientras, en el viejo continente estamos estancados en la pandemia, en la producción y administración de vacunas, sin realizar ninguna de las inversiones multimillonarias que se precisan para asumir los retos de este siglo XXI, tecnológico y medioambiental. En esta carrera de fondo, nos estamos quedando sin fuelle para seguir el ritmo que marcan China y Estados Unidos. Hoy Europa ya no es la referencia mundial sino un continente envejecido, con políticas y políticos que no son capaces de liderar. ¿Dónde está el plan de reconstrucción europeo? El competidor no está dentro de Europa, lo tenemos en el exterior y seguimos haciendo oídos sordos, mirándonos el ombligo. ¡Hay que despertar!

Pedro Marín Usón. ZARAGOZA

Por su buen hacer

Quiero transmitir mi agradecimiento a los cuidados y el cariño recibidos durante mi estancia en la planta 11ª del hospital Miguel Servet. Refiriéndome en primer lugar al Dr. Gonzalo Acebes y a su equipo de facultativos, que tanto me han ayudado, y siguiendo por todo el personal de enfermería, auxiliares, celadores, cocina, administración y limpieza, a los que no olvidaré nunca por su buen hacer en todo momento y por transformar un tiempo que podría haber sido muy difícil, en momentos de calma y recuperación. Muchas gracias a todos sin excepción.

Pilar Alfaro Ayerbe. ZARAGOZA

El gafe de Sánchez

A principios de abril, España empezó a ir mejor en su plan de vacunación y Pedro Sánchez aprovechó para salir en televisión atribuyéndose el mérito y proclamando objetivos y plazos que, al poco, resultaron imposibles de creer. No era la primera vez que Sánchez, ante buenas perspectivas en la pandemia, salía en un ‘Aló Presidente’ a decir que dentro de nada seríamos la repanocha gracias a su gestión, y que inmediatamente después sus propósitos se iban al garete. Estas apariciones, algunos las consideran propaganda, pero en realidad la dinámica ‘buenas noticias’-‘sale el presidente y se las apropia’-‘adiós buenas noticias’, corresponde a un gafe de libro. Se da el caso de que pertenezco a un colectivo que tiene en su cuerpo la primera dosis de una vacuna, ignorando a día de hoy si recibiré la segunda ronda. De esta pesadumbre considero responsable al presidente porque no gobierna para nosotros. Si ese fuera el caso, tendría ya que haber creado un comité de expertos, consensuado con todo el arco parlamentario y las autonomías, cuyas decisiones fueran acatadas sin rechistar en toda España. Y otro comité de expertos para distribuir el dinero europeo. Y ya sería el colmo de la felicidad auditar en qué se gasta su gobierno los cuartos, con posibilidad de traspasar algunos millones para combatir la pandemia. Pero de momento lo vemos muy oscuro. Sánchez es una persona muy transparente, se le ve venir, pero su gestión carece de toda transparencia. Nos queremos poner la segunda dosis de la vacuna, aunque sea bajo nuestra responsabilidad y pagándola de nuestro bolsillo.

Francisco José Ruiz Blasco. ZARAGOZA

Metas excesivas

Que algunas personas pretendan ser cada día un poco mejores puede parecer algo positivo, pero si se esfuerzan en alcanzar metas excesivas puede revertir en justamente lo contrario. Porque cuando la autoexigencia se vuelve algo permanente en la personalidad y lleva al individuo a aplicarse de manera desmedida o, incluso, a nunca conformarse con lo conseguido, lo puede dañar y afectar a su salud y ánimo. Cierto que, en un mundo globalizado y tan competitivo como el nuestro, es fácil entender que muchos busquen el éxito como requisito para lograr su bienestar o felicidad y, con frecuencia, el camino elegido sea el del perfeccionismo, tanto consigo mismo como con los demás, con la falsa creencia de que ‘querer es poder’. Craso error, poder es tener la capacidad de hacer algo, querer tan solo es el deseo de hacerlo.

Miguel Sánchez Trasobares. ZARAGOZA

Sobre la carrasca

En el artículo sobre la Carrasca de Lecina del día 10 de abril, no se cita la labor decisiva de Daniel Vallés Turmo, con su blog Caminos de Barbastro (Premio Félix de Azara 2017 de Comunicación Social), en la obtención de votos mediante márketing digital. Esta labor ya se hizo en 2015 facilitando que la plaza de Graus fuera segunda en el concurso Mejor Rincón de España.

Daniel Vallés Turmo. Barbastro (Huesca)

Las cartas al director no deben exceder de 20 líneas (1.500 caracteres) y han de incluir la identificación completa del autor (nombre, apellidos, DNI, dirección y teléfono). HERALDO se reserva el derecho de extractarlas y publicarlas debidamente firmadas.

cartas@heraldo.es

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión