Opinión
Suscríbete

página 2

Sin vacunas, sin certezas

OPINIÓNACTUALIZADA 18/04/2021 A LAS 05:00
Opinión
'Sin vacunas, sin certezas'
Pixabay

los españoles estarán vacunados en agosto de 2021 o de 2023? 

La presión psicológica a la que están sometidos los ciudadanos europeos todavía puede agravarse, hay espacio aún para convertir la tristeza profunda que nos rodea en una tortura indefinida. En medio de la confusión y del esperpento, alguien dijo que era mejor abrazarse al silencio. Tiene razón. Solo así podrá sobrellevarse tanta decepción encadenada en un año de pandemia. Nadie ha acertado, se trata de un fracaso colectivo. Podremos convenir que han existido gestiones mejores y otras pésimas, pero el resultado global es escalofriante: han muerto 30.000 mayores en las residencias de toda España, uno tras otro en un conteo trágico y demoledor, las cifras de la infamia; nos abrazamos a la solidaridad para no caer en la desesperanza; aplaudimos cada día a los sanitarios y pisamos la calle con la angustia de quien teme recibir un bombardeo desde el cielo. Hasta que llegó la vacuna a finales del año pasado y quisimos volver a confiar en un sistema que no había dado una respuesta adecuada en los momentos críticos. No ha funcionado.

Uno escucha a cualquier portavoz local, nacional, europeo y extrae una conclusión similar: dejamos que nos mientan cuando ya son imposibles las certezas; las dosis de vacunas que prometen un día no llegan en la jornada siguiente; los grupos de edad que van a ser inmunizados se modifican; la alegría de un anuncio se va al traste en 24 horas. Y pasamos página sin haber resuelto el problema anterior, con una sensación de regreso a los días más oscuros que estremece. Nos adentramos en los terrenos de la incertidumbre desde hace más de un año y nos dicen que nos tenemos que acostumbrar a ello. No es fácil, sobre todo si no terminamos de salir de la peor pesadilla. Como aquel personaje de Camba, a partir de ahora a lo máximo que podemos aspirar entre confinamientos y ‘no-vacunas’ es a colocar un sillón frente a la ventana para ver llover. Así podremos pasar una tarde estupenda, magnífica, una diversión absoluta. Será lo más cerca que estemos de la felicidad.  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión