Despliega el menú
Opinión
Suscríbete

la rotonda

Los sitios de Goya

OPINIÓNACTUALIZADA 09/04/2021 A LAS 05:00
Museo Goya Colección Ibercaja.
'Los sitios de Goya'
Heraldo

Lo que inicialmente parecía un aniversario anecdótico ("¿pero se celebran los 275 cumpleaños?") se está convirtiendo en una gran ocasión para reactivar que Zaragoza y Aragón sean cecas imprescindibles donde acuñar la moneda Goya

Por supuesto, organizando exposiciones y conferencias que nos permitan disfrutar de su arte y aprender sobre su genio. Pero también, tomando conciencia de que en el horizonte tenemos el bicentenario de su fallecimiento, ese 2028 al que deberíamos llegar con unos cuantos retos hechos realidad y mejorando la vinculación de Goya y Aragón.

Por empezar por las fuentes del saber, la Universidad podría tener ya, incluso consolidado, el título sobre Goya que reivindica su departamento de Arte. Resulta insólito que, en un campus que ofrece 60 títulos propios, todavía no haya tenido cabida uno tan precisamente apropiado como el de Goya, su obra y su trascendencia en la historia del arte.

Respecto a la Museografía, pendiente sigue incorporar la antigua Escuela de Artes al Museo Provincial y convertir ese gran espacio, hoy abandonado, en una oportunidad. Un Museo mayor, y con la obra de Goya mejor exhibida, y en un sitio que es sinónimo de la personalidad de nuestro genio.

Los aniversarios del pintor invitan a configurar un ‘grand tour’
de sitios goyescos, lo que incluye adquirir la única casa de Zaragoza
donde vivió que sigue en pie

Sobre la ciudad donde vivió el pintor hasta sus 30 años, el trabajo incansable del arqueólogo José Luis Ona nos ha permitido conocer las numerosas moradas de la familia. A estas alturas, ninguno de los vestigios que todavía sobreviven debería correr peligro de desaparición. Desde los restos de las bodegas de la casa de la calle de la Morería, al edificio de la plaza de San Miguel, 4. Más aún, la sociedad municipal Zaragoza Vivienda debería de gestionar y ofrecer a los actuales propietarios una nueva vivienda o local, llaves mano y sin costes añadidos, donde mudarse. Y a continuación, rehabilitar y mostrar como tal la casa de Goya en Zaragoza. Ante su fachada, ya está previsto realizar una de las paradas del itinerario que está preparando la Real Academia de Bellas Artes de San Luis para que los zaragozanos y los visitantes conozcamos los sitios de Goya. Siempre se puede esperar a que aparezca un Zuloaga contemporáneo y la compre, pero sería más razonable que fuera una iniciativa institucional. Local en este caso. Encaja en la iniciativa del Ayuntamiento de unir indisolublemente Goya y Zaragoza.

En ese itinerario que prepara la institución que preside Domingo Buesa también figura otro edificio que espera su oportunidad, el palacio de la calle de Fuenclara. Es colindante al callejón de Torres Secas (ahora muy conocido por ser cartel de la película ‘Las niñas’), donde se levantaba la casa de la familia Ballabriga, cuya hija Teresa, casada luego con Luis de Borbón, fue gran mecenas de Goya. La Ilustración aragonesa, a la que perteneció el pintor, tiene mucho que mostrar y enseñar. Solo necesita ser bien contada.

Son atractivos por construir en un tiempo favorable. Hay que recordar que, a través de la estación del AVE –esperemos que pronto renombrada como Goya–, y con los billetes desde Madrid a 5 €, Zaragoza puede ser una nueva Toledo. Esto es, ser un destino atractivo para una parte de los millones de visitantes que llegan a Madrid con el Museo del Prado como objetivo, y donde Goya es emperador.

Es pues un buen momento para relanzar la nomenclatura y, sobre todo, las propuestas de interés que puedan florecer a su lado. Y eso lo hace la gente, con los creadores por delante.

Como los admirables impulsores de Territorio Goya, un proyecto puesto en marcha por artistas e intelectuales para que volvamos la vista al lugar donde nació y combatir el olvido y el declive que sufre. Son un pueblo y una comarca de escasos recursos que, si cuando nació Goya tenían en el hielo una de sus industrias, ahora lo han sustituido por el viento, que apenas revierte en actividad y población. Merecen ser acompañados.

Que con las celebraciones crezcan los sitios y las apuestas culturales y que creemos un ‘grand tour’ goyesco, que traiga al presente la divisa de la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País, de la que Goya fue miembro fundacional: "Florece fomentando".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión