Despliega el menú
Opinión
Suscríbete

página 2

Cataluña, lejos de la normalidad política

OPINIÓNACTUALIZADA 26/03/2021 A LAS 05:00
Laura Borràs, elegida nueva presidenta del Parlamento de Cataluña
'Cataluña, lejos de la normalidad política'
Quique García

La idea subyacente en la ‘operación Illa’ era que si, por un lado, el PSC ganaba las elecciones autonómicas y, por otro, ERC aventajaba en votos a Junts, entonces sería posible formar en la Generalitat un ‘gobierno de izquierdas’. 

Gobierno que incluiría a independentistas y constitucionalistas y que, aparcando la cuestión de la soberanía, podría aplicarse a gestionar los problemas de la comunidad, devolviendo a Cataluña cierta normalidad política.

Pero por ahora no hay nada de eso. Illa ganó efectivamente el 14 de febrero y ERC superó a Junts. Sin embargo, los ‘erreceístas’ no están por la labor de romper el bloque soberanista ni de aparcar sus objetivos máximos ni de apostar por la normalidad política en Cataluña. Al revés, han negociado con los radicales de la CUP que, con poco más del 6% de los votos, son los que marcarán la pauta y la agenda al posible gobierno de Pere Aragonès: enfrentamiento con ‘el Estado’, unilateralidad, independencia por las bravas. La crisis sanitaria, la recuperación económica, el desbarajuste administrativo, todo eso es secundario. En todo caso, aún está por ver que Aragonès consiga la investidura. No será hoy, desde luego, en la primera votación, porque el acuerdo con Junts todavía está verde. Pero podría ser el martes si unos y otros consiguen pactar el reparto de cargos (fundamentalísimo) y ERC se traga algunas pleitesías al barón de Waterloo. O podría no ser si Junts decide frustrar la investidura de Aragonès, infligiendo a sus hasta ahora socios una dura humillación. ¿Cómo reaccionaría entonces ERC?

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión