Despliega el menú
Opinión
Suscríbete

Opinión

Un paso importante

Por
  • Heraldo de Aragón
OPINIÓNACTUALIZADA 22/03/2021 A LAS 13:28
Una vista del nuevo tramo Figueruelas-Gallur de la autovía A-68.
Una vista del nuevo tramo Figueruelas-Gallur de la autovía A-68.
Toni Galán

La apertura al tráfico, el próximo miércoles, del nuevo tramo de la autovía A-68 entre Figueruelas y Gallur supone un paso muy importante para terminar con el peligrosísimo cuello de botella que ha supuesto, durante demasiados años, la N-232. Se espera que el segmento final, de Gallur a Mallén, entre en servicio a finales de 2022. Aragón tiene que intentar acelerar ahora el desdoblamiento de la N-232 en dirección al Mediterráneo.

Los 28 kilómetros de la carretera N-232 que van de Figueruelas al límite con Navarra se han convertido en una pesadilla para los conductores y los municipios afectados. El intenso tráfico pesado que soporta un trayecto que une algunas de las zonas industriales más importantes de España transformó ese recorrido en una auténtica ‘carretera de la muerte’. Los esfuerzos del Ministerio para desviar camiones a la autopista paralela han sido manifiestamente insuficientes y las limitaciones de velocidad y adelantamientos introducidas para paliar la peligrosidad han derivado en un cuello de botella. Se tardó demasiado a poner en marcha un desdoblamiento que Aragón ha estado reivindicando de manera insistente; pero al fin, tras dieciséis años de trámites, proyectos y obras, esta semana se abrirá el tramo de autovía que solventa el problema en la mitad de esos kilómetros. Una estupenda noticia, aunque tardía, a la que se unirá, a fines de 2022, la puesta en servicio de la autovía hasta Mallén, con lo que se completará el recorrido de la A-68 desde Zaragoza al límite con Navarra. Queda por acelerar el desdoblamiento en dirección al Mediterráneo hasta Alcañiz, fundamental para la vertebración del territorio. Por otro lado, hay que confiar en que este mismo año, al caducar la concesión de la autopista AP-2, podrán paliarse los graves problemas de tráfico pesado y peligrosidad que soporta también la N-II entre Fraga y Alfajarín, otro de los tramos ‘negros’ de la red viaria aragonesa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión