Despliega el menú
Opinión

en nombre propio

Cuotas

Por
  • Yolanda Gamarra
OPINIÓNACTUALIZADA 29/01/2021 A LAS 01:00
Un grupo de inmigrantes en el centro de estancial temporal de Melilla.
'Cuotas'
EFE

El Nuevo Pacto sobre Migración y Asilo, aprobado por la Comisión Europea (CE) el 23 de septiembre de 2020, recoge un marco común para la gestión de las migraciones. La propuesta reconoce que el sistema que rige la migración no funciona y que la UE ha sido incapaz de dar solución a los problemas planteados, sobre todo con la política de ‘cuotas’, por lo que es necesario superar el actual estancamiento y encontrar soluciones comunes a un desafío europeo cada día más acuciante. La CE ha optado por proponer una "solidaridad a la carta". Su propuesta pretende que se realicen contribuciones voluntarias y flexibles que permitan a los socios cooperar con los que están más afectados. Los Estados podrán acoger libremente a refugiados y a migrantes de todo tipo a cambio de recibir ayuda financiera de la CE. Solo en casos de crisis sumamente graves se activaría una cláusula de reserva mediante la cual la CE podría teóricamente imponer a los Estados soluciones concretas. La Agencia de los Derechos Fundamentales de la UE supervisará el cumplimiento de los derechos humanos, pero sus expectativas han quedado lejos de los planteamientos iniciales. Al final, la CE ha perdido la oportunidad, al menos por ahora, de optar por una política migratoria que garantice la protección adecuada a aquellas personas que llegan al continente europeo buscando seguridad y asegure condiciones dignas a los refugiados y solicitantes de asilo. El camino por recorrer, empero, todavía es largo. Quedamos vigilantes a las negociaciones de los Estados miembros y el Parlamento Europeo.

Etiquetas
Comentarios