Despliega el menú
Opinión

Opinión

Illa deja el Gobierno

Por
  • Heraldo de Aragón
OPINIÓNACTUALIZADA 26/01/2021 A LAS 02:00
Salvador Illa, junto a Pedro Sánchez este lunes
Salvador Illa, junto a Pedro Sánchez este lunes
Efe

Salvador Illa asistirá hoy a su último Consejo de Ministros, en el que se conocerá si Carolina Darias es su sustituta en la cartera más crucial del Gobierno en estos tiempos de pandemia. Deja su puesto de ministro de Sanidad para ser el candidato socialista en las elecciones catalanas que, si no hay contraorden judicial, se celebrarán el 14 de febrero. Illa puede dejar el Gobierno para ser el cabeza de lista de su partido, pero resulta censurable que Pedro Sánchez lo haya mantenido al frente de Sanidad hasta el último momento, que lo sustituya justo en plena tercera ola de la pandemia y que, además, le evite comparecer en el Congreso para dar cuenta de su gestión el próximo jueves como estaba previsto.

En el PSC y en la Moncloa consideran que Illa es el hombre que puede convertir de nuevo al partido de los socialistas catalanes en una alternativa viable de gobierno y evitar que la Generalitat siga en manos de los independentistas. Lo cierto es que algunas encuestas confirman que los índices de aceptación del todavía ministro son altos y el simple anuncio de su candidatura ha agitado las estrategias del resto de los partidos. El resultado es que las elecciones del 14-F son las de pronóstico más incierto en Cataluña en casi una década, desde que en 2011 se inició el ciclo soberanista-secesionista orquestado de forma irresponsable por Artur Mas.

La operación Illa es arriesgada porque requiere de un movimiento en un ministerio que ha sido clave en los últimos once meses. La previsión es que Carolina Darias le sustituirá y que Miquel Iceta podría encargarse de la cartera de Política Territorial. Darias debería imprimir un impulso distinto a la gestión de la pandemia. De cualquier manera, el coronavirus no da tregua y el relevo debería haberse producido a finales de diciembre, cuando se anunció la candidatura de Illa y la presión sanitaria era mucho menor.

Etiquetas
Comentarios