Despliega el menú
Opinión

Opinión

El temporal de nieve

Por
  • Heraldo de Aragón
OPINIÓNACTUALIZADA 12/01/2021 A LAS 02:00
Vista de Zaragoza bajo la nieve.
Vista de Zaragoza bajo la nieve.
Latorre y Romeo

Por su extensión e intensidad, el temporal de nieve que ha afectado a Aragón y a toda España el pasado fin de semana ha tenido, y sigue teniendo, consecuencias importantes sobre la vida de los ciudadanos y sobre la actividad económica. La nieve es un fenómeno meteorológico habitual en algunas zonas de nuestro territorio y excepcional, pero no desconocido, en muchas otras. Ahora la amenaza es el frío y el hielo, de manera que hay que seguir extremando la prudencia

Hacía mucho que no se producían nevadas tan intensas y que, a la vez, cubriesen completamente el territorio aragonés. Pero los temporales de nieve no son extraños en nuestra región; recordemos, sin ir más atrás, las amplias afecciones que dejó la borrasca Gloria en enero del año pasado. Y la nieve es visitante habitual y esperado en las comarcas pirenaicas y de la provincia de Teruel, donde constituye un valioso recurso. Lo que resulta menos frecuente es que caiga, con la intensidad que hemos visto estos días, en grandes ciudades como Zaragoza. O como Madrid, donde por otra parte resulta difícil de entender que el aeropuerto de Barajas tenga que permanecer cerrado o a medio gas a causa del hielo. En Aragón, el dispositivo frente al temporal ha funcionado bien en general y hay que agradecer el esfuerzo del personal de muchos servicios que ha trabajado, y sigue haciéndolo todavía, para mantener abiertas rutas, limpiar calles, asegurar suministros, etc. Las calles de Zaragoza han sido despejadas en poco tiempo, lo que facilitó ayer la reanudación de la actividad habitual de los ciudadanos. No obstante, el paso de Filomena ha causado daños económicos, como los sufridos en los olivares de Belchite o en invernaderos próximos a Zaragoza, además de las pérdidas asociadas a los trastornos en el transporte y en los desplazamientos. Hay que aprovechar la experiencia para mejorar la preparación frente a fenómenos meteorológicos extremos que pueden ser más frecuentes en el futuro.

Etiquetas