Despliega el menú
Opinión

Opinión

Donald Trump, aislado

Por
  • Heraldo de Aragón
OPINIÓNACTUALIZADA 11/01/2021 A LAS 02:00
24 horas después del asalto al Capitolio y con cinco muertos sobre la mesa, Donald Trump en un comunicado, lo más parecido a una condena del ataque, por primera vez concede la victoria al demócrata Joe Biden."La nueva administración será investida el 20 de enero. Mi objetivo ahora es garantizar una transición ordenada y sin problemas". Trump no habla de asaltantes, sino de manifestantes en un "atroz ataque" y se justifica asegurando que inmediatamente desplegó la Guardia Nacional.
24 horas después del asalto al Capitolio y con cinco muertos sobre la mesa, Donald Trump en un comunicado, lo más parecido a una condena del ataque, por primera vez concede la victoria al demócrata Joe Biden."La nueva administración será investida el 20 de enero. Mi objetivo ahora es garantizar una transición ordenada y sin problemas". Trump no habla de asaltantes, sino de manifestantes en un "atroz ataque" y se justifica asegurando que inmediatamente desplegó la Guardia Nacional.

Los legisladores demócratas del Congreso de Estados Unidos planean iniciar cuanto antes el proceso para un segundo juicio político al presidente saliente, Donald Trump, al que quieren acusar de «incitar una insurrección» por su responsabilidad en el asalto al Capitolio. La gravedad de los hechos vividos el pasado miércoles y la restauración del prestigio de Estados Unidos como gran potencia democrática exigen que se investiguen y se depuren las posibles responsabilidades del todavía inquilino de la Casa Blanca. Existe un evidente riesgo de que este segundo ‘impeachment’ polarice aún más al país, pero la primera democracia liberal del mundo no puede por ello dejar de actuar contra sus enemigos.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, aseguró el viernes que iniciaría hoy mismo el proceso de juicio político si Trump no dimitía, algo que parece muy improbable. Sin embargo, al presidente electo, Joe Biden, le preocupa que este juicio consuma al Senado durante sus primeras semanas en el poder, cuando quiere que se centre en aprobar sus proyectos de ley para contener la pandemia, reflotar la economía y reformar el sistema migratorio. Hay, pues, división dentro del Partido Demócrata. De cualquier modo, cabe esperar que la nueva Administración Biden depure con rapidez todas las responsabilidades para poner en marcha un proceso de reconciliación que frene la polarización de la sociedad que Trump ha estado alimentando irresponsablemente.

Al Partido Demócrata, que controla ambas Cámaras, le corresponde ahora llevar la iniciativa. No obstante, el Republicano debe marcar distancias con Trump. El bochornoso espectáculo ofrecido en Washington la semana pasada erosiona el prestigio de la democracia más poderosa del planeta. Los dos grandes partidos tienen que colaborar para reconstituirlo.

Etiquetas