Despliega el menú
Opinión

en nombre propio

Integrar incertidumbres

Por
  • Alicia Asín
OPINIÓNACTUALIZADA 26/12/2020 A LAS 01:00
Opinión
'Integrar incertidumbres'
Pixabay

Hay muchos que desearían cerrar los ojos hoy y despertar en 2021. Sin embargo, para mí es obligatorio hacer balance vital y empresarial, si no de los logros, de las lecciones aprendidas, pues todo lo que vivimos nos prepara para el futuro. Este año ha forzado el cimentar hitos como el teletrabajo o la digitalización, pero queda mucho camino por recorrer si queremos que se consoliden.

Con todo ello en mente, muchas empresas se encuentran ahora finalizando sus planes para 2021 pero, sorprendentemente, la incertidumbre paraliza a muchas de ellas. Digo sorprendentemente porque tras años de oír eso del entorno VICA –por las siglas de volátil, incierto, complejo y ambiguo– hasta en la sopa, parece que ahora lo escuchamos por primera vez. Y es que una cosa es aplicar planes de contingencia ante un hecho inesperado, como sucedió en marzo, y otra muy diferente planificarlo. Pero ya no se trata de reaccionar sino de integrar la incertidumbre en nuestra gestión.

Como todo en este 2020, esto resulta mucho más fácil de decir que de hacer, porque desgraciadamente no todo se soluciona con mascarillas y gel hidroalcohólico. Es tiempo de hacer presupuestos modulares que nos permitan saltar de escenarios en base al momento, planes de gestión a cortísimo plazo que tengan sentido en el largo también, de entrenar nuestra paciencia sin caer en la autocomplacencia y de trabajar en la unidad de los equipos con más distancia que nunca. Porque esto, sí que es la nueva normalidad.

Etiquetas