Despliega el menú
Opinión

Opinión

Nochebuena en tiempos difíciles

Por
  • Heraldo de Aragón
OPINIÓNACTUALIZADA 24/12/2020 A LAS 02:00
A pesar de la pandemia, la Navidad seguirá llegando a los hogares.
A pesar de la pandemia, la Navidad seguirá llegando a los hogares.
Carlos Muñoz

La pandemia, sus secuelas sociales y las restricciones que impone proyectan inevitablemente su sombra sobre todos los hogares cuando se disponen a celebrar las fechas más entrañables del año. Debemos asumir que estas Navidades no pueden ser como las demás. Y, más allá de las contradicciones en las normas, todos sabemos ya que limitar en lo posible los contactos fuera de las unidades de convivencia es la mejor manera de evitar que el virus vuelva a expandirse.

El dolor de la enfermedad, la ausencia de quienes han sucumbido a ella, las penurias por los efectos económicos y sociales, el malestar por la gestión de la crisis y la inquietud ante el futuro marcan unas fechas que las familias aragonesas y españolas, como en muchos otros países, celebran habitualmente con alegría, cariño e ilusión. La pandemia, por añadidura, hace inevitables limitaciones, en los desplazamiento y en las reuniones, que perturban el desarrollo de estos días. Pero no tenemos otro remedio que reconocer que estas Navidades han de ser diferentes y que deben estar presididas por la prudencia y la responsabilidad. Aunque las autoridades, con sus normas diversas y cambiantes, no han acertado a transmitir un mensaje coherente, los ciudadanos sabemos lo que debemos hacer: reducir al mínimo imprescindible los desplazamientos y los contactos ayudará a evitar una nueva oleada de la covid-19. No hacerlo volverá a suponer, dentro de pocas semanas, un crecimiento de la enfermedad y de todas sus consecuencias. Por lo demás, unas celebraciones más íntimas no tienen por qué ser más tristes. El afecto familiar y la esperanza estarán presentes igualmente en las casas, y tal vez las difíciles circunstancias añadan un punto de profundidad y de reflexión que nos ayude a conectar más directamente con la esencia de estos días y con el espíritu de unión y solidaridad que tanta falta nos hace.

Etiquetas