Opinión
Suscríbete por 1€

Opinión

Desempleo juvenil

OPINIÓNACTUALIZADA 21/12/2020 A LAS 02:00
Los jóvenes están siendo paganos del impacto de la covid en el mercado laboral.
Los jóvenes están siendo paganos del impacto de la covid en el mercado laboral.
Heraldo.es

Ya ocurrió en la anterior crisis económica, pero vuelve a ponerse ahora de manifiesto tras el desplome en la actividad de los sectores más afectados por las restricciones impuestas para evitar la expansión del coronavirus. El acceso al empleo de los más jóvenes se ha complicado. El paro juvenil supera en España el 40%, porcentaje muy superior a la media de la UE, que ronda el 17% o el 18%. Somos, de hecho, los peores de Europa, superando ya a Grecia y con un índice mucho más alto que el de Italia (30%), Portugal (23,9%) o Francia (20,7%). La falta de oportunidades en algunos ámbitos, la rigidez del mercado laboral o la escasa formación en las especialidades más demandadas por las empresas están detrás de una realidad de la que no podemos sentirnos orgullosos. Desperdiciamos mucho talento potencial que bien nos vendría para apuntalar la recuperación de la economía.

La última convención de la Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón (ADEA), celebrada el pasado martes en Zaragoza, se centró precisamente en esa escasa participación de trabajadores de menos edad en las empresas. ‘Los jóvenes, en el centro de todo’, fue el lema de un evento que abordó una temática que, como apuntó nada más comenzar la jornada el presidente de la organización, Salvador Arenere, no parece estar en la agenda de nuestros políticos. «El paro juvenil es otra pandemia en España y urge un antídoto», declaró recientemente en una entrevista publicada en el diario ‘20 minutos’ Pedro Fernández-Alén, presidente del Consejo Económico y Social (CES), tal y como se señaló en el foro de ADEA. Qué razón tiene.

José Bogas, consejero delegado de Endesa, apuntó en el mismo evento, tras indicar que «las empresas tienen que ser rentables, lo que ha cambiado es el cómo», que hoy son los jóvenes los que están forzando la implantación de nuevas políticas económicas y sociales. El directivo de la eléctrica precisó a continuación que se refería al cambio climático, la transparencia y la diversidad. «La crisis», dijo también, «debe ser una oportunidad que acelere la transición energética», escenario en el que deben participar más y más jóvenes. «Es un reto de todos cambiar el modelo económico apostando más por la reutilización de materiales, el reciclaje, compartir servicios como alternativa a poseer productos», señaló antes de concluir que si llevamos ese ideario adelante crearemos empleo y podremos «doblegar la curva del desempleo juvenil».

Buen reto tiene por delante Endesa, como otras compañías eléctricas, en un momento en el que, efectivamente, la descarbonización industrial se acelera e irá a más con la inyección de fondos europeos a proyectos que apuesten por energías verdes y actividades más sostenibles. Un campo que podemos incluir en un listado de yacimientos de empleo hacia los que hay que orientar hoy a los más jóvenes. Una lista en la que también estarían tecnologías de futuro como la inteligencia artificial, el ‘big data’ y todo lo relacionado con el internet de las cosas, ámbitos vinculados a titulaciones STEM (ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas). Áreas, recordemos, en las que hacen falta más personas preparadas –sobre todo mujeres, que no están optando por esos campos profesionales–.

Siempre necesitaremos, en todo caso, contar con jóvenes con curiosidad y ganas de aprender cosas nuevas, como nos recordó en una entrevista publicada ayer en este diario Albert Triola, director general de Oracle España. Ahí nos jugamos el futuro. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión