Despliega el menú
Opinión

Opinión

Un debate con pocas ideas

Por
  • Heraldo de Aragón
OPINIÓNACTUALIZADA 27/11/2020 A LAS 02:00
Lola Ranera en el Debate sobre el Estado de la ciudad 2020
Lola Ranera en el Debate sobre el Estado de la ciudad 2020
José Miguel Marco

La oposición en el Ayuntamiento de Zaragoza, con Lola Ranera (PSOE) a la cabeza, ha tachado de «insuficiente» la respuesta a la emergencia social por parte del equipo PP-Cs, durante la segunda jornada del debate del estado de la ciudad. Mientras tanto, el alcalde ha reiterado la falta de ayudas externas y el peso de la herencia recibida. La principal cita anual para analizar la situación y el futuro de la quinta ciudad más importante de España se cerrará hoy sin pena ni gloria. Ni el alcalde ha hecho una redefinición del modelo que hay que poner en marcha cuando se empiece a superar la crisis sanitaria de la covid, ni la oposición ha planteado propuestas. 

La portavoz del PSOE (la lista más votada en las últimas elecciones) ha aprovechado la réplica al discurso del alcalde para pronunciar otro también bien hilado y centrado en criticar la escasa ambición de Azcón y en defender la herencia municipal socialista. No ha puesto sobre la mesa un proyecto propio, aunque ha ofrecido su colaboración para un cambio de rumbo. Ni siquiera eso han hecho los portavoces de ZEC, Podemos y Vox, que se han encerrado en sus discursos ideologizados que de nada sirven a la mejora de las condiciones de vida de la capital aragonesa

Zaragoza, como el resto de España, sufre una grave crisis sanitaria y económica. No corresponde a los ayuntamientos el protagonismo en la gestión de esta pandemia, sino al Gobierno central y a los autonómicos. Sin embargo, su papel sigue siendo primordial en cuanto son los gobernantes que están más cerca de los ciudadanos. Algo que Ranera no ha sabido destacar y Azcón le ha reprochado. La función de los consistorios es ofrecer soluciones ante los problemas que condicionan la vida cotidiana de las personas, desde la vivienda hasta el transporte público. Y el procedimiento para hacerlo no es otro que anteponer la dimensión municipal a cualquier otra. 

Etiquetas