Opinión
Suscríbete por 1€

Opinión

Esperando el desenlace

Por
  • Heraldo de Aragón
OPINIÓNACTUALIZADA 05/11/2020 A LAS 02:00
Donald Trump y Joe Biden
Donald Trump y Joe Biden
Agencias

Ni la noche electoral ni el progreso del escrutinio durante el día de ayer permitieron revelar quién será el presidente de Estados Unidos a partir del próximo 20 de enero. Donald Trump, con su habitual estilo prepotente y poco respetuoso con las formas democráticas, se apresuró a proclamarse vencedor, pero lo hizo sin ninguna base real. El desenlace del duelo electoral puede todavía dar la victoria a uno u otro candidato, y dependerá del recuento definitivo en unos pocos estados que todavía podría demorarse incluso varios días. 

Trump se apuntó un tanto al ganar en Florida, un estado que desde hace cien años anticipa el resultado nacional de las elecciones; pero a lo largo del día de ayer Biden registró victorias en otros territorios que pueden acabar inclinando la balanza en su favor. La autoproclamación de Trump como vencedor no tenía base real y resultaba temeraria y desestabilizadora, sobre todo dentro de la extrema polarización de buena parte de la sociedad norteamericana y con la desconfianza mutua que se ha instalado entre republicanos y demócratas. El gran número de votos enviados por correo, con un procedimiento de recuento a veces complejo, puede hacer que el resultado de algunos estados no se conozca hasta dentro de unos días. Esta circunstancia abre un ínterin durante el cual los candidatos, los partidos y los ciudadanos deberían mantener la serenidad y la prudencia; todo lo contrario de la actitud desafiante que ha mostrado Trump, que ha dado a entender que no estaría dispuesto a aceptar una derrota. Con los datos disponibles anoche todavía no era posible señalar al ganador de las elecciones y posiblemente habrá que contar hasta la última papeleta para conocer el resultado y esperar después, si hay recursos, al dictamen de los tribunales. Lo importante es que todos respeten los procedimientos legales y acepten la realidad. Lo contrario no sería digno de un país que presume de ser la democracia más veterana del mundo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión