Despliega el menú
Opinión

Opinión

Meses difíciles por delante

Por
  • Heraldo de Aragón
OPINIÓNACTUALIZADA 17/10/2020 A LAS 02:00
Toma de muestras para un test PCR en un centro de salud de Zaragoza.
Toma de muestras para un test PCR en un centro de salud de Zaragoza.
Toni Galán / HERALDO

Mientras el Gobierno de Aragón se dispone a ordenar nuevas restricciones para frenar el aumento de los contagios, el ministro de Sanidad advertía ayer de que los próximos seis meses van a ser complicados y de que las navidades este año serán ‘diferentes’. Los ciudadanos debemos mentalizarnos de que la lucha contra la pandemia continúa y todavía será larga. Y los políticos, por su parte, tienen que esforzarse en tomar medidas acordadas, coherentes y eficaces.

Con la incidencia a catorce días por encima de 455, el director de Salud Pública de Aragón, Francisco Javier Falo, reconoció ayer que la ‘meseta’ en la que se había instalado la Comunidad desde el verano, con un nivel de contagios estable, se ha terminado y que volvemos a situarnos en una senda ascendente que suscita una mayor preocupación. En consecuencia, en los próximos días, el Gobierno autonómico dictará normas para reducir aforos y limitar reuniones, que afectarán seguramente a todo el territorio, puesto que ahora el avance de la enfermedad no se centra ya en Zaragoza. La ‘nueva normalidad’ ya no existe, señaló Falo, lo que quiere decir que debemos asumir que en adelante, por un tiempo indeterminado, habrá que ir graduando las medidas restrictivas continuamente, según evolucionen las circunstancias. 

En esa misma idea, de una lucha contra la enfermedad todavía larga, iban las declaraciones del ministro Illa. No es una perspectiva agradable, pero es preferible abordarla con determinación que crear falsas expectativas. Los ciudadanos tenemos que asumir esa realidad y adaptarnos a las reglas que se dicten para prevenir una saturación del sistema sanitario que sería fatal. Pero la ciudadanía necesita que los dirigentes políticos asuman también su tarea, dejando de lado broncas innecesarias y postulados partidistas. Y que se apliquen a reaccionar a tiempo y con eficacia a las distintas situaciones que vayan surgiendo, hasta que sea posible dar por superada la pandemia.

Etiquetas