Despliega el menú
Opinión

EN NOMBRE PROPIO

Orfidal a tiros

Por
  • Eva Pérez Sorribes
OPINIÓNACTUALIZADA 15/10/2020 A LAS 01:00
La psicología psicosomática estudia un síntoma físico que se supone producto de un padecimiento mental.
'Orfidal a tiros'.
Fotolia

Hay tensiones creadas y equivocadas y hay tensiones reales que son, de verdad, las que amargan la vida. Las primeras ocupan páginas de periódicos y llenan todo de ruido, las segundas no salen en ningún sitio, pero son las que sufre la población mientras los otros, políticos del márketing y la bandera, discuten. Ocurrió en el Punto de Atención Continuada de la calle Amparo Poch, en el barrio del Actur de Zaragoza un fin de semana. Una mujer de edad avanzada amenazó al médico de urgencias con pegarle un tiro en la cabeza si no le recetaba Orfidal. Literal y real. La paciente, tensionada por las circunstancias, confesó agobiada que no podía esperar al lunes porque entonces tenía que ir a buscar a sus nietos.

El estrés, la depresión y la ansiedad llenan las consultas en este tiempo covid. El miedo a perder el trabajo, el aislamiento social, la gestión del duelo o la sobrecarga de la vida tienen la culpa. Cuatro de cada diez aragoneses sufrirá una patología mental por esta situación. Lo dice la OMS. Y su director de emergencias, Mike Ryan, añade que "en la respuesta a la pandemia, cuando los gobiernos difieren, la gente se muere". La divergencia, aquí, es abismal, y además se trufa con entretenimientos inoportunos. Con una agenda política contaminada por una moción de censura inútil y puramente propagandística y por luchas partidistas, las prioridades acaban arrinconadas por banderas y asuntos no esenciales en momentos de urgencia y emergencia como este. ¿Quién necesita, aquí, el Orfidal? 

Etiquetas