Opinión
Suscríbete

Opinión

Groseros de todo plumaje

OPINIÓNACTUALIZADA 02/10/2020 A LAS 02:00
U.S. President Donald Trump and Democratic presidential nominee Joe Biden participate in their first 2020 presidential campaign debate held on the campus of the Cleveland Clinic at Case Western Reserve University in Cleveland, Ohio, U.S., September 29, 2020. REUTERS/Brian Snyder [[[REUTERS VOCENTO]]] USA-ELECTION/DEBATE
Trump, al acabar el debate con Biden. 
BRIAN SNYDER

Insultan sin piedad. Espetan expresiones soeces y entablan entre ellos diálogos cargados de impertinencias hasta convertir el espacio público en un antro tabernario. Son unos sujetos tan malhablados que ha sido necesario tomar medidas disciplinarias para evitar que siguieran ejerciendo su pésima influencia entre el público, en particular entre los niños que querían conocer sus habilidades en el arte de la palabra.

Aclaración, por si alguien cree que me refiero a ‘pájaros’ de la vida política: los cinco ejemplares que han sido aislados por su mala conducta se llaman Eric, Jade, Elsie, Tyson y Billy, todos ellos, loros grises africanos. Esta especie se caracteriza por su capacidad para hablar e imitar sonidos. Tan desarrollado tienen este don, que cuentan que uno de sus parientes se escapó de su casa en el Reino Unido y a la vuelta hablaba con soltura español con acento andaluz.

El caso es que estos cinco especímenes tenían harto al director del zoológico del este de Inglaterra en el que residen desde que sus cinco dueños los donaron (imaginamos el motivo). Steve Nichols, que así se llama el directivo, era otra víctima de sus burdos dardos dialécticos: "gordo" era lo más suave que le gritaban. Así que fue preciso poner tierra de por medio para evitar que los oyeran los visitantes del parque.

Quienes también están tratando de poner tierra de por medio son muchos estadounidenses tras el bochornoso debate entre los candidatos a la Presidencia de su país, Donald Trump y Joe Biden: se han disparado las búsquedas de "mudarse a Canadá" en Google. Conclusión: o aislamos a los bocazas vía voto, o nos aislamos nosotros porque, como dice Mafalda, "el problema de las mentes cerradas es que siempre tienen la boca abierta".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión