Despliega el menú
Opinión

página 2

De la cogobernanza a la desgobernanza

OPINIÓNACTUALIZADA 24/09/2020 A LAS 01:00
Ayuso y Sánchez en rueda de prensa
Ayuso y Sánchez en rueda de prensa
EFE

No dejaba de llamar la atención, el pasado lunes, la puesta en escena de la conferencia de prensa conjunta que ofrecieron Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso. Quizás fuera algo sin mayor intención, pero parecía todo un manifiesto sobre el extraño momento político que vive nuestro Estado de las autonomías. El presidente del Gobierno de España y la presidenta del Gobierno de Madrid aparecían en sendos atriles ante un fondo formado por una sucesión de banderas de España y de Madrid, alternándose, casi entrelazándose, pero sin ningún signo de precedencia para la enseña nacional, la que representa a todos los españoles. En fin, como si se tratara de dos países distintos, aunque bien dispuestos a colaborar para superar un momento difícil.

Que a Sánchez la idea de la ‘cogobernanza’ le ha venido de perlas para repartir entre los gobiernos autonómicos la responsabilidad por los desastres de la pandemia, descargando así sus propias espaldas, parece evidente. Y el hecho de que la reunión con Ayuso se celebrase en la sede de la Comunidad de Madrid y no en la Moncloa no hace sino subrayar la voluntad del Gobierno central de procurar que el desgaste por la gestión de la covid, y por sus errores, se extienda hacia abajo, y muy especialmente hacia la decisiva fortaleza madrileña, ‘ocupada’ por el enemigo político.

Parece que a Sánchez la idea de la ‘cogobernanza’ le ha venido de perlas para repartir entre los gobiernos autonómicos la responsabilidad por los desastres de la pandemia.

El escaqueo del Gobierno central, su ausencia, a veces casi clamorosa, en esta segunda fase de la lucha contra la covid-19, casi dejaría la impresión de que son las diecisiete comunidades autónomas las que de repente han accedido a la independencia, al menos en asuntos pandémicos, por vía de la abulia del Estado. Y el Gabinete de Sánchez habría dejado de ser el gobierno de una nación para transmutarse en una suerte de Comisión Europea bis –tal vez Comisión de las Españas–, que echa una mano cuando hace falta, allega unos fondos o presta algún apoyo, pero que elude cualquier posibilidad de actuar por sí mismo o de tomar decisiones, de gobernar, en suma. Entre la cogobernanza y la desgobernanza, solo hay una sílaba.

Etiquetas