Despliega el menú
Opinión

con dni

Falsas excusas

ACTUALIZADA 12/09/2020 A LAS 01:00
Vuelta al cole en Zaragoza
Vuelta al cole en Zaragoza
Toni Galán

Para justificar la improvisación y las carencias con las que se está regresando a las aulas, las autoridades dicen que nos enfrentamos a un virus impredecible, del que "no sabemos prácticamente nada", en palabras del presidente del Gobierno de Aragón. El argumento es inaceptable. En junio se sabía bien que la mejoría epidemiológica que entonces disfrutábamos se debía al confinamiento pasado y a las medidas subsiguientes, que habría que reforzar a la vuelta del verano.

El problema en cuestión exigía y exige un liderazgo vigoroso e imaginativo, capaz de emprender un proyecto viable, no tanto desde los despachos, cuanto trabajando sobre el terreno con los equipos directivos y los demás agentes implicados, así como, dada la envergadura del reto, comprometiendo a toda la sociedad. En lugar de ello, las autoridades propusieron un plan de contingencia, vigente hasta hace unos días, que establecía grupos completos, sin mascarillas, en aulas congestionadas, basado en grupos burbuja, que son útiles para no tener que cerrar toda una escuela al primer contagio, pero no para impedir la trasmisión de la enfermedad a las familias.

El problema exigía un liderazgo vigoroso e imaginativo comprometiendo a toda la sociedad.

Lo que pase en las escuelas afectará gravemente a la sociedad, en términos de salud y de vidas humanas, pero también, socioeconómicos. Así, que unos centros se hayan preparado bien dotados y otros de mala manera, aumentará la desigualdad, la misma a la que alude el lema de que nadie se quede atrás. Ahora bien, la responsabilidad será comunitaria, pues las falsas excusas de un gobierno son un síntoma del abandono de lo público, de lo que atañe a toda la ciudadanía.

Etiquetas