Despliega el menú
Opinión

Opinión

Una buena noticia cultural, para variar

ACTUALIZADA 17/09/2020 A LAS 10:38
Fotograma de la película 'Las niñas' de Pilar Palomero
Natalia de Molina  y Andrea Fandos, en un momento de 'Las niñas'
HA

Por si este 2020 no estuviera resultando suficientemente terrible para la cultura, iba a quedar como película española del año la última de Santiago Segura. Tan reaccionaria, burdamente tramposa, a ratos hasta mal acabada, la peor de las suyas, pero estrenada como gran salvadora de las salas de exhibición del país, tras meses de cierre y bastantes miedos que vencer entre quienes aún buscan su cobijo para ver cine. ‘Padre no hay más que uno 2’ había evitado el desastre absoluto en las taquillas y dejó preparado el terreno para otros éxitos seguros del verano como el de Christopher Nolan con su aturdidora ‘Tenet’

Hasta que saltó la sorpresa gracias a un debut en el largometraje que no lo parece por su madurez, el de la zaragozana Pilar Palomero y ‘Las niñas’, anunciado con su presentación en la Berlinale y su triunfo en el Festival de Málaga, y que tanto y tan bien está siendo recibido en toda España. Esta sí que es una alegría cultural, seguramente la mayor con autoría aragonesa que nos dejarán estos meses para olvidar. Un filme que a muchas evocará su entrada en la adolescencia con pasmosa fidelidad, que aquí además nos invita a reconocernos en nuestros paisajes cotidianos y referencias sentimentales, pero que se ocupa de asuntos universales. Y lo hace con sutileza, sensibilidad y mucho oficio. Un gusto. Un motivo verdadero para volver a experimentar, como antes del coronavirus, esa vieja experiencia de sentarse en una butaca, en la oscuridad de una sala y junto a desconocidos, para compartir una historia.

Etiquetas