Despliega el menú
Opinión

Opinión

No hemos salido

ACTUALIZADA 27/08/2020 A LAS 02:00
nac
Sánchez tuvo el cuajo de comparecer junto al lema "Salimos más fuertes".
Zipi / Efe

No le faltó al presidente del Gobierno, en la conferencia de prensa del martes, un punto de desfachatez. Después de estar desaparecido durante varias semanas, mientras la covid campaba a sus anchas por las cuatro esquinas de nuestro país, Sánchez aún tuvo el cuajo de presentarse en su escenario monclovita flanqueado por dos enormes pantallas en las que se podía leer: "Salimos más fuertes". Es el lema que el Gobierno difundió a los cuatro vientos cuando, allá por el 22 de junio, declaró inaugurada esa ‘nueva normalidad’ que ha resultado ser aún más fantasmal de lo que su orwelliano nombre anunciaba. Sánchez es, desde luego, de los que no necesitan abuela, porque está tan convencido de lo guapo que es -políticamente hablando- y de lo bien que lo hace que no le hace falta que nadie se lo repita. Tan pagado de sí mismo está que parece ser el único español que todavía no se ha dado cuenta de que no ‘hemos salido’, ni de la pandemia ni de la crisis ni de nada; ni más fuertes ni más altos ni más rápidos, sino que continuamos dentro del laberinto. Porque la salida que el Gobierno creía haber abierto con la famosa desescalada no era más que una puerta falsa. Seguimos dando vueltas por el laberinto de la epidemia, sin tener ni idea de cuál es el camino. Y además, con un presidente que, aunque reconoció que la situación sanitaria era preocupante, no parecía sentir por ello ni un gramo de inquietud. Ni de responsabilidad, porque declinó ejercer el mando que le correspondería y transfirió la carga de las decisiones a las comunidades autónomas.

Etiquetas