Despliega el menú
Opinión

Opinión

El trabajo en el futuro

Por
  • Alicia Asín
ACTUALIZADA 26/08/2020 A LAS 02:00
Los trabajadores que probaron el teletrabajo han comprado sus bondades
Los trabajadores que probaron el teletrabajo han comprado sus bondades
Freepik

El fin de agosto supone para muchos el final de las vacaciones y la vuelta al trabajo. Los trabajadores que probaron el teletrabajo han comprado sus bondades y demandan que se instaure de forma más permanente. Algunas empresas también han descubierto ventajas en forma de satisfacción del empleado, productividad y un nada despreciable ahorro en instalaciones. Por ejemplo, Twitter ya ha anunciado a sus empleados que perpertúa el teletrabajo.

Sin embargo, no todo es tan idílico. La falta de interacción social, un entorno inadecuado con niños apareciendo por sorpresa en las videoconferencias y la dificultad para separar vida personal y profesional hacen que en ocasiones añoremos la oficina. La flexibilidad ya era un aspecto que muchas empresas utilizaban para atraer talento, especialmente el tan escaso tecnológico, pero no es el único que cambiará en los próximos años. Algunos ya experimentan con oficinas sin sitios asignados, al estilo de los espacios de ‘coworking’, pero tal vez el siguiente paso sea orientar las oficinas como espacios efectivos e inspiradores de trabajo en grupo y mandar a cada uno a casa para las tareas que requieran mayor concentración.

El reto es doble. Por un lado, las empresas tendrán que aprender cómo mantener comprometidos a sus trabajadores con los valores corporativos en un entorno de menor contacto físico y formar a sus directivos en la gestión de equipos a distancia. Por otro, los empleados dispondrán de más tiempo libre y concentración a cambio de una inevitable difusión en la frontera de su vida privada y profesional. Lo del trabajo de 9 a 17 en entornos internacionales es ya simplemente absurdo, pero también lo es el no considerar jornadas intermitentes en función de las circunstancias personales-laborales. A fin de cuentas, vida solo tenemos una, con tareas de diferentes ámbitos eso sí, que deberíamos poder mezclar y realizar cuando sea más eficiente.

Alicia Asín es cofundadora de Libelium

Etiquetas