Despliega el menú
Opinión

Opinión

La epidemia y los hospitales

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 06/08/2020 A LAS 02:00
HOSPITAL CLINICO UNIVERSITARIO LOZANO BLESA / 07-03-2020 / FOTOS: FRANCISCO JIMENEZ [[[FOTOGRAFOS]]] [[[HA ARCHIVO]]]
Vista del Hospital Clínico Lozano Blesa de Zaragoza.
Francisco Jiménez / HERALDO

Mientras Aragón continúa, lamentablemente, en cabeza de las autonomías en la progresión de la pandemia, la situación del sistema sanitario de la Comunidad no es alarmante, pero sí empieza a ser preocupante. La presión sobre los centros de salud se mantiene y el número de pacientes hospitalizados ha aumentado notablemente. El Gobierno de Aragón ha hecho preparativos para hacer frente a cualquier eventualidad, pero hay que seguir trabajando en esa línea.

Evitar la saturación del sistema sanitario es el principal objetivo de las normas dictadas para frenar los contagios de covid-19. En Aragón, a pesar de llevar varias semanas con un elevado número de casos diarios, en cabeza de las comunidades autónomas, los hospitales tienen todavía un margen de maniobra suficiente, con un 43 por ciento de las plazas de uci y un 35 por ciento de las camas convencionales disponibles. No obstante, el número de pacientes de covid ingresados ha ido aumentando rápidamente, multiplicándose por diez desde comienzos de julio y por dos en los últimos diez días. De continuar esa progresión, a finales de agosto la situación sería muy problemática. En los últimos días, se han suspendido operaciones programadas, se han abierto camas que, como sucede cada verano, estaban cerradas y el Salud ha autorizado a los centros a reorganizar las vacaciones si fuera necesario. Llegado el caso podría ampliarse el número de camas, tanto uci como convencionales. Hay que confiar en que no sea necesario recurrir a ellas, ni tampoco recortar más, como sucedió en el pico de la pandemia, la atención a otras enfermedades. Pero las autoridades sanitarias tienen que tener listos planes para enfrentarse a una evolución negativa. Entre tanto, las medidas preventivas siguen siendo responsabilidad de todos. Y hay que agradecer el esfuerzo extraordinario que continúan haciendo los profesionales de la sanidad frente a una epidemia que dista mucho de haber sido controlada.

Etiquetas