Despliega el menú
Opinión

Opinión

Una inquietud inevitable

Por
  • Heraldo de Aragón
ACTUALIZADA 30/07/2020 A LAS 02:00
PRUEBAS PCR EN EL CENTRO DE SALUD DE LA BOMBARDA ( ZARAGOZA ) / 29/07/2020 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Toma de muestras para el test PCR en el centro de salud de la Bombarda, en Zaragoza.
Oliver Duch

Hay que confiar en que, como espera la consejera de Sanidad, los efectos de las restricciones y las recomendaciones adoptadas contra la covid en Aragón comiencen a notarse, favorablemente, la próxima semana. Pero la inquietud es inevitable ante un cuadro que, aunque está todavía distante de la situación vivida en el pico de la pandemia, se aproxima a ella a demasiada velocidad. Se hace imprescindible reforzar los preparativos sanitarios y la responsabilidad personal.

La preocupación se acrecienta en los últimos días tanto por la evolución del número de contagios diario, que no cede, como, especialmente, por la proliferación de brotes en residencias, que fueron uno de los puntos más vulnerables y más duramente golpeados por la enfermedad durante los meses de marzo y abril. Para evitar que se repita, el Gobierno aragonés continúa apretando las restricciones en este tipo de centros -que tienen por otra parte, y no cabe ignorarlo, un efecto negativo sobre el bienestar de los residentes, aunque sean necesarias-; y tiene que reforzar también el apoyo a su personal y el control médico. 

Otro aspecto inquietante es que el sistema sanitario comienza a sentir el estrés provocado por el aumento de contagios y de ingresos hospitalarios. La atención primaria, aunque reforzada, soporta una gran carga; y en los hospitales se van tomando medidas para poder atender a un mayor número de pacientes covid. Pero es difícil, en muchos casos, encontrar y contratar a todos los profesionales que serían necesarios

Ojalá que la concienciación de los ciudadanos haya ido también aumentando y que pronto se deje notar en un frenazo de los contagios. Que todos se atuviesen a las normas básicas de higiene y convivencia sería el arma más poderosa para poner freno a lo que ya parece ser una segunda ola de la pandemia en nuestra Comunidad. Está en las manos de la ciudadanía evitar que vuelva a repetirse la terrible experiencias de meses pasados.

Etiquetas