Despliega el menú
Opinión

página 2

Tres mujeres transforman la UE

ACTUALIZADA 28/07/2020 A LAS 01:00
La ministra alemana de Defensa, Ursula von der Leyen, junto a Angela Merkel.

Ursula von der Leyen y Angela Merkel en una imagen de archivo.
Reuters

En mayo, estalló un vivo debate sobre si las mujeres con poder estaban gestionando mejor la lucha contra el coronavirus. Es cierto que había ejemplos de países gobernados por hombres cuya estrategia obtenía también buenos resultados. Asimismo, había fracasos entre las gobernantas, como la presidenta de la Comunidad de Madrid, una de las más afectadas en España. No obstante, resultaba muy significativo que hubiera tantos países liderados por ellas en el club de los bien encaminados teniendo en cuenta que menos del 7% de los líderes mundiales son mujeres. Eran las mandatarias de Alemania, Dinamarca, Islandia, Finlandia, Noruega, Nueva Zelanda y Taiwán.

Cinco meses después del inicio de la pandemia, sigue abierto el debate sobre si el liderazgo femenino está mejor preparado para enfrentarse a esta catástrofe sanitaria. Lo que ya está muy claro, hablando del papel de las mujeres en la gobernanza internacional, es que tres de ellas están transformando Europa: Angela Merkel, Ursula von der Leyen y Christine Lagarde.

El paso de gigante que acaba de dar la UE, que intensifica la unidad de los países miembros y potencia la modernización de la economía continental, es obra de los Veintisiete. Pero el papel de la canciller alemana y de la presidenta de la Comisión, con el respaldo de la líder del BCE, ha sido fundamental. Con maneras discretas y eficaces, han hecho posible que la arquitectura europea levante otro piso del edificio comunitario, un piso de tanta envergadura como el que supuso en 1998 la aprobación de la moneda única. 

Etiquetas